SAGO A.G. aclara: la carne es carne, no soya.

SAGO anunció el inicio de gestiones ante autoridades de salud para que se distinga con claridad que los productos derivados del cultivo de la soya no son carne.

La Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno anunció el inicio de todas las gestiones que sean necesarias ante el Ministerio de Salud para terminar con la falsa denominación como carne de subproductos del monocultivo de la soya.

El presidente de SAGO AG Christian Arntz indicó que de acuerdo con el Decreto 977/96 del MINSAL, llamar carne a un producto fabricado con soya, constituye una infracción a la normativa vigente y un engaño para el consumidor.

El Decreto 977/96, en su Artículo 268, establece con toda claridad que se entiende por carne, a la parte comestible de los músculos de los animales de abasto, como bovinos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos, camélidos y de otras especies aptas para el consumo humano.  Y en el Artículo 269, el mismo Decreto señala que “la carne comprende todos los tejidos blandos que rodean el esqueleto”, entre otras consideraciones.

En tanto, la soya es una leguminosa, que actualmente es en un 90% transgénica, y que requiere para su producción como monocultivo, millones de hectáreas de terreno, provocando desforestación, como ocurre en la Amazonia brasileña y bosques paraguayos, para obtener de ellas como subproductos principales el aceite y harina.

Christian Arntz aseveró que SAGO solo tiene el interés de establecer que se trata de elementos distintos, porque el  subproducto de la soya que intenta simular a la carne, es altamente procesado para llegar a su aspecto final, sin siquiera enterar en la discusión respecto de cuál alimento es mejor, a pesar de existir convicción respecto de lo beneficioso que es para la salud de las personas el consumo de productos 100% naturales, como las carnes del sur de Chile, provenientes de animales alimentados primordialmente con pasto.

El presidente de SAGO, hizo un llamado a los consumidores para informarse bien cada vez que tomen su decisión de compra, de manera de no ser victimas de publicidad engañosa.

Comenta!