SAGO asume que carrera delictual en Chile está subvencionada y que no queda otra que organizarse.

266

La decisión de iniciar un plan piloto para dar vida a un Sistema de Colaboración Vecinal Rural contra la delincuencia en toda la región, anunció esta mañana la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO, la que además, se recurrirá a la experiencia acumulada en los barrios de Osorno donde funciona desde hace años el sistema de Alarmas Comunitarias, para tomar las mejores prácticas que puedan ser adecuadas a la realidad del campo.

SAGO comunicó esta decisión tras el asalto registrado en un predio de la comuna de Puerto Octay, donde una de sus socias resultó herida de gravedad.

Llevamos años en reuniones inconducentes con autoridades civiles, policiales y judiciales y ya no nos queda más que recurrir a la organización comunitaria para defendernos de una delincuencia que está cada vez más peligrosa”, señaló Arntz.

El presidente de SAGO recordó que “hace una semana en Osorno, vivimos el primer asesinato de un guardia de supermercado por parte de menores de edad para los cuales la vida humana tiene el mismo valor que una botella de alcohol. Esto se origina, porque en la zona urbana y rural, debemos asumir que la carrera delictual en Chile está subvencionada y a nosotros no nos queda más que organizarnos”.

Christián Arntz indicó que ya han desarrollado algunas experiencias de alarmas a través de WhatsApp y que ahora buscarán la forma de mejorar esta organización incipiente.

En paralelo, buscaremos sociabilizar acerca de la necesidad de impulsar la agenda corta Antidelincuencia, que según Paz Ciudadana, aumentará en 3.500 los condenados por delitos, es decir, un 12% más a la población penal actual, lo que obligará a enfrentar un déficit de 560.638 metros cuadrados de cárceles que deben concretarse al 2025. Estamos claros que hay que esforzarse en la rehabilitación, pero el primer esfuerzo debe enfocarse en poner a los delincuentes tras las rejas. La primera prioridad son las víctimas de la delincuencia, pero lamentablemente, no podemos competir frente a mitos instalados como el hacinamiento carcelario y el considerar a los delincuentes como víctimas del sistema, más que responsables de sus propios actos”, concluyó Arntz.

Commentarios

commentarios