Seguridad alimentaria: el sueño que no pasa a realidad

87

“La cuenta pública Presidencial del 01 de junio pasado se presentaba como una excelente oportunidad para ver respaldos concretos a la producción de alimentos. Sin embargo, más allá del anuncio de incentivo a pequeños agricultores para el fomento al cultivo tradicional, y el apoyo a emergencias agrícolas, no se observa ninguna medida real que impulse la producción de distintos tipos de alimentos para el abastecimiento a los centros urbanos. En otras palabras, un plan robusto de generación de alimentos para los chilenos” dice el presidente del directorio de SAGO A.G. en su columna del Diario Austral de Osorno.

 

Por Sergio Willer Daniel
Presidente Directorio
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A.G.

 

De acuerdo con el informe “Perspectivas de los mercados de productos básicos” del Banco Mundial de abril pasado, la guerra en Ucrania “ha alterado los patrones mundiales de comercio, producción y consumo de forma tal que los precios se mantendrán en niveles históricamente altos hasta fines de 2024, exacerbando la inseguridad alimentaria y la inflación”. Ello es un “reflejo de la escasez de mano de obra, un fuerte aumento del precio de los fertilizantes, problemas de logística, las devaluaciones monetarias y otros factores”.

Esta información, está en poder de nuestras autoridades chilenas. Sumemos a ello factores propios, como la falta de agua y la sequía en varias regiones, además de la inseguridad en la macrozona sur, que hacen más factible una agudización de la falta de alimentos en nuestro país.

La cuenta pública Presidencial del 01 de junio pasado se presentaba como una excelente oportunidad para ver respaldos concretos a la producción de alimentos. Sin embargo, más allá del anuncio de incentivo a pequeños agricultores para el fomento al cultivo tradicional, y el apoyo a emergencias agrícolas, no se observa ninguna medida real que impulse la producción de distintos tipos de alimentos para el abastecimiento a los centros urbanos. En otras palabras, un plan robusto de generación de alimentos para los chilenos.

Nos quedamos estancados en QUÉ SOÑAMOS COMO PAÍS y no vemos el CÓMO vamos a subsanar problemas: intencionar siembras suficientes, creación de fuentes de agua (no se puede repartir lo que en algunas partes no hay), el apoyo a la ganadería de leche/carne, que también entrega condiciones laborales de mejor calidad que muchos empleos de la ciudad.

Minimizar los alcances de una crisis alimentaria es una apuesta arriesgada, y el costo social puede ser enorme.

El Presidente apela a la comunicación emocional.  Pero en ontología del lenguaje las ACCIONES son determinantes: “No sólo actuamos de acuerdo a como somos, también somos de acuerdo a como actuamos. La acción genera ser”.

Esperemos que la seguridad alimentaria no se quede en las letras de Calderón de la Barca, porque “los sueños sólo sueños son”……

Publicada en el Diario El Austral de Osorno
Edición del domingo 05 de Junio 2022

Comenta!