Senado aprueba escaños reservados para pueblos originarios e iniciativa queda lista para convertirse en ley

La tarde de este martes y tras extensos debates, finalmente la Sala del Senado aprobó el informe de la Comisión Mixta que resolvió la fórmula de escaños reservados, que establece 17 cupos dentro de los 155 convencionales en el órgano encargado de redactar la nueva Constitución.

Con unanimidad, la iniciativa quedó lista para convertirse en ley, luego de que más temprano también fuera despachada por la Cámara de Diputados.

En la oportunidad, el senador Alfonso De Urresti (PS), en su calidad de presidente de la Mixta dio cuenta del proyecto y señaló que esta reforma es “una de las más relevantes que le corresponderá tratar al Congreso en su devenir republicano y su aprobación supondrá empezar a saldar las deudas históricas que el Estado mantiene desde los albores de su vida independiente”.

Si bien el acuerdo alcanzado fue celebrado por la mayoría de los parlamentarios, se lamentó la exclusión del cupo para afrodescendientes, que no obtuvo el respaldo necesario en la Cámara Baja, con 82 respaldos, 49 negativas y 17 abstenciones, cuando requería 93 votos a favor.

“Debemos lamentar que no podamos votar un escaño para el pueblo afro descendiente. Este es un acto discriminatorio, esto habla del centralismo. No nos parece que el pueblo mapuche se lleve la mayor parte de los escaños”, sostuvo durante su intervención el senador José Miguel Durana (UDI).

De igual forma más tarde se revisó la propuesta, la que nuevamente fue rechazada por falta de quórum, con 18 votos a favor, 9 en contra y 3 abstenciones.

Con lo anterior, en la jornada se zanjó y respaldó lo mayoría de lo resuelto por la Comisión Mixta, por lo que se acordaron 7 escaños para el pueblo Mapuche; 2 escaños para el pueblo Aymara; 1 escaño para el pueblo Rapa Nui; 1 escaño para el pueblo Quechua; 1 escaño para el pueblo Atacameño; 1 escaño para el pueblo Diaguita; 1 escaño para el pueblo Colla; 1 escaño para el pueblo Kawashkar; 1 escaño para el pueblo Yagán; y 1 escaño para el pueblo Chango.

Igualmente, se estableció que estos se elegirán por mayoría simple en un solo distrito a nivel nacional, hasta completar el número de escaños reservados.

En ese sentido, las candidaturas de los pueblos Mapuche, Aymara y Diaguita deberán contar con el patrocinio de a lo menos tres comunidades o cinco asociaciones indígenas registradas ante la Conadi o un cacicazgo tradicional reconocido correspondiente al mismo pueblo; tres organizaciones representativas de los pueblos indígenas que no estén inscritas; o bien 120 firmas de personas que tengan acreditada la calidad indígena del mismo pueblo del patrocinado.

En tanto, en los demás pueblos bastará el patrocinio de una sola comunidad, asociación registrada u organización indígena no registrada; o bien, de a lo menos 60 firmas de personas que tengan acreditada la calidad indígena del mismo pueblo.

Por otro lado, se ratificó el criterio de que la totalidad de las candidaturas se establecerá por un mínimo de 5% para personas en situación de discapacidad.

Fuente: Emol.com

Comenta!