Consejero de la SNA cuestiona recursos utilizados por el Senado en libro sobre Reforma Agraria

El ingeniero comercial, agricultor y consejero de la Sociedad Nacional de Agricultura, SNA, Andrés Montero, criticó duramente la realización de un libro sobre la Reforma Agraria que utilizó recursos de la presidencia del Senado para contar una historia que tergiversa los 50 años de la promulgación de las leyes 16.640 de Reforma Agraria y 16.625 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, que permitió la asociación de los campesinos, también conocida como la sindicación campesina o segunda Ley de Reforma Agraria, borrando datos de la época tales como: 5.800 predios equivalentes a 10 millones de hectáreas expropiadas a agricultores que generó un desastre productivo y económico que destruyó la agricultura.

Según Montero, la creación de este libro falta a la pluralidad de la información, ya que explica de manera torcida lo que fue el real proceso de la Reforma Agraria en nuestro país. Añadiendo que de este modo, una vez más, se trata de convencer a la gente de que este fue un cambio favorecedor.

De igual manera, Montero, dijo que solicitó mediante Ley de Transparencia conocer si utilizar éstos recursos efectivamente es correcto, añadiendo que de respaldarse dichos gastos buscará demostrar que esto no corresponde.

En cuanto al lanzamiento del libro, éste se programó para el próximo 22 de enero, en el edificio del ex Congreso en Santiago donde el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, será el encargado de presentarlo bajo el nombre de ”Reforma Agraria chilena, 50 años historias y reflexiones” el cual, además, tuvo una inversión de $4 millones de pesos.

Cabe consignar que de acuerdo a SAGO, la Reforma Agraria iniciada en 1962 con un espíritu acotado -tal como en 1993 comenzó el proceso de compra de tierras por parte de la Conadi-, culminó a fines de 1973 con un balance lapidario donde casi la totalidad de los terrenos con aptitud agrícola de Chile fueron expropiados a un costo para el Estado de 40 mil millones de dólares, cifra a la cual se debe agregar el descomunal costo patrimonial soportado por los agricultores despojados, estimado en otros 60 mil millones de dólares.

Asimismo, se puede decir que según un estudio del PhD en Economía e investigador asociado Universidad Católica de Chile, Alberto Valdés, de las 10 millones de hectáreas que contempló la Reforma Agraria, 5.477.514 fueron expropiadas en el periodo de la Unidad Popular -1970 a 1973-, tiempo en el cual la producción agrícola agregada del país cayó un 6,5%, contagiando al área industrial y contribuyendo decisivamente a paralizar la economía. Este punto que vale la pena poner en contexto, cada vez que se intenta achacar ese nefasto resultado a todos aquellos que fueron despojados de la tierra que trabajaron toda una vida. 

Commentarios