Subsecretario de Turismo: La OMS ha dicho que no tiene mucho sentido cerrar las fronteras

El subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte, aseguró que “no hay mucho sentido” en cerrar las fronteras como una manera de controlar la llegada de casos de contagios de coronavirus, luego de las críticas tras la detección en nuestro país de la “variante británica” en una viajera chilena.

“La decisión respecto a la apertura o cierre de fronteras no tiene relación con privilegiar o no la salud de las personas; lo más importante es lo que han dicho los organismos internacionales expertos. Así, la OMS ha dicho que el cierre de las fronteras no tiene mucho sentido y no representa la solución más eficaz para el control de los casos importados”, expuso en Lo Que Queda del Día.

Todas las fronteras del país permanecen cerradas desde marzo para el ingreso de personas extranjeras, con ciertas excepciones, por ejemplo, diplomáticas; no obstante, en noviembre el Gobierno reabrió la frontera aérea del Aeropuerto de Santiago.

Cuando apareció en el mundo la variante identificada en Reino Unido, se estableció la la restricción de entrada de personas desde ese país; y tras la detección de ésta en Chile, el Minsal dispuso que todos quienes ingresen desde hoy deben cumplir una cuarentena de 10 días -con la opción de suspenderla si al séptimo día hay un PCR negativo-.

Uriarte apuntó que “como el flujo de personas que entra por el Aeropuerto es tan poco, permite una serie de restricciones y trazabilidad que es imposible tener dentro del territorio nacional: en el último mes han entrado 1.000 y fracción extranjeros, es muy posible pedirles a esas personas que se hagan un test PCR antes de subirse al avión, y trazar dentro del territorio nacional los movimientos de ellas”.

En comparación, y respecto al anunciado “permiso de vacaciones”, el también abogado adelantó que “lo que esperamos que se mueva en el territorio nacional en el período estival que empezamos a vivir son 4,5 millones de personas, y trazarlas y pedirles a todas que se hagan un test PCR sería colapsar en un día el sistema de salud y los laboratorios”.

En cuanto al curso de acción de los extranjeros que lleguen a Chile durante el período estival durante el cual se entregará el permiso -4 de enero al 31 de marzo-, “hay un plazo de 24 horas que permite que esa persona pueda trasladarse a su destino final”.

Además, “todas las personas que ingresen al país, sin diferencia entre residentes en Chile y extranjeros, esa cuarentena (de 10 días) la van a poder hacer en el lugar del destino, en la medida que el trayecto sea en las primeras 12 horas”.

 

Comenta!