Tercera Compañía de Osorno en última etapa de restauración de su reliquia del año 1951

A 20 años de la primera reparación integral y pintura, la Tercera Compañía se encuentra en la última etapa de la nueva restauración del carro bomba Mack 45-A del año 1951 y fabricación estadounidense, gracias a un proyecto presentado al Fondo de la Cultura.

Los trabajos incluyeron la pintura y recuperación de los cromados del móvil, como asimismo arreglos del motor, estanque y otros aspectos de este móvil con bomba  Waterous, que es capaz de desalojar alrededor de 2.000 litros de agua por minuto a plena capacidad, de acuerdo a sus especificaciones técnicas de hace ya casi 70 años.

El Mack modelo 45-A 1951 de la Tercera Compañía de Osorno arribó en enero de 1952, junto con su “gemelo” destinado a la Segunda Compañía Germanía.

El arribo de ambas máquinas complementaba el proceso de modernización del material mayor del Cuerpo de Bomberos de Osorno que once meses antes, el 11 de febrero de 1951, había incorporado los carrobombas Studebacker – Waterous, también para la Segunda y Tercera compañías.

El capitán de la Tercera Compañía, Juan Carlos Alt, agradeció el apoyo del Ministerio de la Cultura, a partir del Proyecto financiado por Fondart Regional, Línea Patrimonio, Convocatoria 2018. “Este aporte nos ha permitido mantener este patrimonio cultural de la ciudadad en óptimas condiciones y lo que viene ahora, es seguir aprovechando todas las instancias para exhibirlo ante la comunidad, porque este carro es parte de la historia de Osorno. De hecho, gracias a SAGO, podremos mostrarlo en la próxima SAGOFisur”.

Reconocido en la ciudad por el sonido de su campana, su sirena y también por el imponente rugido de su motor, ya que era usado a escape libre (sin silenciador), este móvil estuvo en servicio en la Tercera Compañía Eleuterio Ramírez por poco más de 21 años, hasta el 4 de mayo de 1973, cuando fue reemplazado por un carrobomba de fabricación francesa, marca Berliet.

Luego, le correspondió servir en la entonces Brigada de Rahue Alto (hoy Octava Compañía) y a fines de los 70 fue destinado al Cuerpo de Bomberos de Puerto Octay. Posteriormente, arribó a Las Cascadas, en donde continuó combatiendo el fuego hasta fines de la década del 90.

En noviembre de 1998, la Tercera Compañía de Bomberos Eleuterio Ramírez de Osorno lo recuperó y restauró, para convertirlo en la reliquia que conecta a los bomberos voluntarios de ayer y hoy.

El carro Mack que arribó junto a éste para servir en la Segunda Compañía Germania desde 1951, fue utilizado hasta este siglo en el combate de incendios por la Tercera Compañía de Río Negro y hoy es su carro reliquia.

Entre otras de sus característica técnicas, se cuenta además que tiene además un estanque capaz de llevar 500 litros de agua y capacidad de transporte para 12 voluntarios, sin embargo, como en esos años trasladaba una gran cantidad de mangueras, los bomberos se movilizaban a los siniestros de pie sobre la pisadera ubicada en la parte final de la carrocería.

Comenta!

Deja un comentario