Terneros Macho de Lechería de innovador proyecto alcanzan hasta 180 kilos en seis meses

99

El proyecto piloto conjunto entre Frigosorno, la Corporación de la carne y Manuka, es parte de una iniciativa que busca unir a los actores de la industria lechera y cárnica en una alianza que genere valor conjunto y pueda presentarse como una alternativa positiva de destino para los machos de lechería mientras aporta a la escasez de masa ganadera nacional.

En búsqueda de alternativas para la crianza de los terneros macho de lechería, Manuka se sumó al procedimiento de alimentación que está desarrollando Frigosorno con pequeños agricultores, con resultados muy positivos, demostrando así que esta raza también puede ser criada para carne en forma eficiente.

Según explicó Audilio Quiñones, subgerente de Área Seca en Manuka, “siempre estamos atentos a nuevas alternativas positivas para nuestros terneros machos y este piloto demostró que las razas lecheras que utilizamos, Kiwicross y Jersey, que no suelen ser muy cotizadas, también pueden ser un muy buen aporte para la ganadería”.

De esta forma, Manuka llevó a cabo el proceso de crianza de sus terneros acorde a las indicaciones del plan técnico compartido por Frigosorno, que contemplaba una pauta de cuidados de salud y alimentación. Así, en solo seis meses, se lograron llevar eficientemente el peso de 35 a 180 Kilos, cerrando el piloto con terneros atractivos para la industria cárnica.

Asimismo, paralelamente se generaron dos pilotos de cruzas cárnicas, uno de inseminación artificial con Belgian Blue, donde los terneros resultantes fueron vendidos a Frigosorno, y el otro de repase de vacas en dos lecherías con Black Angus y Hereford, donde los terneros resultantes nacerán esta primavera.

Al respecto, Verónica Ruiz, Gerenta de la Corporación de la Carne, y contraparte técnica del proyecto, ahondó en que “el aporte que puede realizar Manuka, al generar cruzas de razas cárnicas sobre hembras lecheras es muy valioso. No solo por el volumen de rebaño lechero que representan, sino por la señal que se otorga a otros productores lecheros para que puedan visualizar las externalidades positivas que tiene la opción de generar un ternero de mayor conformación carnicera y con mayor posibilidad de expresar su potencial genético en forma exitosa”.

Audilio Quiñones agregó estar motivados con los resultados obtenidos ya que “es una gran oportunidad para explorar soluciones ante la escasez de la carne nacional y su alto costo de importación”, por lo que ya contemplan una segunda etapa que se llevaran a cabo durante el segundo semestre.

 

 

Comenta!