TPP11 será votado este martes en el Senado: Revisa qué es, sus objetivos y controversias

45

ara las 16:00 horas de este martes está programada la sesión donde la Sala del Senado votará el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11).

Para que el acuerdo transnacional pueda ser ratificado, se requiere el voto favorable de la mayoría simple de los senadores presentes en la sesión, es decir, 26 parlamentarios.

La historia del TPP11 parte en marzo de 2018, cuando fue suscrito durante una actividad encabezada por la entonces presidenta Michelle Bachelet y en octubre ingresó a su primer trámite constitucional el proyecto que lo ratificaba.

En abril de 2019, tras ser revisado en distintas comisiones, la Cámara de Diputadas y Diputadas aprobó en general y en particular el acuerdo, pasando así al Senado para su discusión. Sin embargo, esta se entrampó a causa de diversas razones, siendo finalmente reactivada en septiembre de este año por la Sala.

¿Qué es el TPP11?

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, también conocido como CPTPP o TPP11, es un tratado de integración económica plurilateral en la región de Asia Pacífico. Este acuerdo de tipo comercial actualmente involucra a 11 países: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam.

Entró en vigor el 30 de diciembre de 2018 tras conseguir sus primeras seis ratificaciones (Japón, México, Singapur, Nueva Zelandia, Canadá y Australia). Es considerado el tercer Tratado de Libre Comercio más grande del mundo, solo después del Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio (CETA) y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (USMCA).

¿Cuáles son los objetivos del TPP11?

A grandes rasgos, entre sus objetivos principales se encuentra el promover la integración económica, establecer marcos legales predecibles para el comercio, facilitar el comercio regional y promover el crecimiento sostenible, entre otros.

El tratado establece la construcción de una zona de libre comercio en el Asia Pacífico. Además, permitirá mejorar el acceso a mercados importantes como Japón, Canadá, Malasia y Vietnam a cerca de 3 mil productos chilenos con tasas arancelarias de 0%, según afirma un documento de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei).

“Los instrumentos de apertura comercial deben ser funcionales para enfrentar los nuevos desafíos, es aquí donde el TPP11 emerge como una herramienta decisiva para recuperar el dinamismo que nuestras exportaciones han perdido en el Asia Pacífico“, señala el documento.

Si bien Chile ya tiene acuerdos bilaterales de libre comercio con los 10 países mencionados (Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam), el TPP11 vendría a complementar las disposiciones de algunos de esos tratados.

Además, incluye un capítulo especial para las pymes, con la finalidad de promover la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas en el Asia Pacífico. También incluye el intercambio de información respecto a reglas de origen, aranceles y regulaciones en comercio de servicios.

Las controversias

Uno de los puntos que actualmente causa más polémica es el mecanismo de solución de controversias, que establece tribunales ad hoc (no permanentes) cuando ocurran diferencias entre estados miembros e inversionistas. Algunas voces afirman que esta disposición podría amenazar la soberanía del país.

El Gobierno adoptó la estrategia de negociar side letters (cartas laterales), los cuales son acuerdos bilaterales entre países signatarios de un acuerdo plurilateral. En ellas, se acuerdan ciertas normas específicas entre dichos países.

“El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales ha estado trabajando con los distintos países firmantes para ver la suscripción de side letters que nos permita cumplir con el programa de gobierno, avanzar con el TPP11 y hacernos cargos de algunas de las críticas”, sostuvo la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, el 12 de septiembre.

El tratado ha generado desacuerdos al interior del oficialismo. En Apruebo Dignidad manifestaron su desacuerdo con el proyecto, sin embargo, en Socialismo Democrático existen voces que lo respaldan.

Fuente: CNN

Comenta!