Tras cierre de ProCultura buscan mantener abierto Museo de Sitio Chaitén

233

Ya es definitivo. El pasado viernes, la fundación ProCultura anunció la “dolorosa decisión” de cerrar sus puertas después de 14 años. A través de un comunicado, la entidad expresó que la decisión tiene su origen en la falta de apoyo gubernamental a las fundaciones, “sin sustento jurídico”. 

La imposibilidad de recibir recursos nuevos, así como de renovar aquellos en ejecución habría sido el gatillante de esta decisión, que agregaron, es “irreversible”. 

Ahora bien, recordemos que Procultura es precisamente una de las fundaciones que ha sido cuestionada por transferencias recibidas desde el Gobierno Regional de Antofagasta, en el marco del llamado “Caso Convenios”. Esto pues en el marco de un convenio para la recuperación de fachadas del casco histórico de Antofagasta, Procultura recibió alrededor de $630 millones. 

La noticia del cierre de esta institución fue recibida con sorpresa desde la región de Los Lagos, donde ya se ha confirmado el despido de funcionarios en ciudades como Chaitén y la Fil. En este sentido además existe preocupación desde la Fundación de Iglesias Patrimoniales de Chiloé, por el importante apoyo que recibían de Procultura. 

Otro de los proyectos que sufrió por esta decisión fue el Museo de Sitio de Chaitén, dejando como resultado un incierto futuro. Al respecto, el delegado presidencial provincial de Palena, Luis Montaña, confirmó que ProCultura mantenía un comodato del recinto de 50 años, y que se buscará garantizar la continuidad de este proyecto. 

En tanto, el administrador municipal y alcalde (s) de Chaitén, confirmó que al municipio “le interesa poder disponer del espacio”, ya que constituye un aporte al desarrollo de la comuna, sin embargo relevó que al no estar involucrados en el proyecto, no existirá un pronunciamiento oficial. Por otro lado, la seremi de las Culturas Cristina Añasco, comprometió un pronunciamiento a través de su departamento de Comunicaciones, lo que no se ha hecho efectivo a la fecha.