Tribunal Constitucional de Perú aprobó liberar al ex presidente Fujimori

96

El Tribunal Constitucional (TC) de Perú aceptó este jueves un «habeas corpus» que solicitaba la nulidad de una resolución judicial que suspendió el indulto otorgado en 2017 a Alberto Fujimori, lo que implica que el ex presidente será liberado.

«Lamentablemente podemos confirmar esta información, la libertad de Fujimori implica que habrá anulado, por lo menos, dos sentencias de la Corte Suprema referidas al indulto», confirmó a Efe Carlos Rivera, abogado de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992).

El máximo organismo constitucional del país revisó un hábeas corpus interpuesto por el abogado Gregorio Parco Alarcón contra la resolución de la Corte Suprema que en 2018 dejó sin efecto el indulto otorgado a Fujimori el 24 de diciembre de 2017 por el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

La decisión sobre el tema dividió a los integrantes del TC, ya que fue apoyado por Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero, quien tuvo la facultad de emitir un «voto de calidad o voto doble» para romper la igualdad; mientras que fue rechazado por Marianella Ledesma, Eloy Espinosa-Saldaña y Manuel Miranda.

El ex presidente (1990-2000) cumple una condena de 25 años de prisión en el penal policial de Barbadillo, donde tiene una celda y facilidades médicas exclusivamente para él, por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta cometidas por el grupo paramilitar Colina donde murieron 25 personas, además del secuestro del periodista Gustavo Gorritti y el empresario Samuel Dyer.

En los últimos meses ha tenido permanentes ingresos en una clínica particular de Lima para atenderse por una serie de problemas de salud y sus hijos han insistido en que debe recibir un indulto humanitario por su frágil estado de salud y su avanzada edad.

ABOGADO DE FUJIMORI ASEGURÓ QUE EL INDULTO «NO ES UN PERDÓN»

Previo a esta decisión del TC peruano, el abogado del ex presidente Fujimori, César Nakazaki, afirmó que el indulto humanitario procede para todos los reos y que sólo requiere una enfermedad que lo justifique.

Nakazaki detalló que Fujimori, condenado a 25 años de prisión por abusos a los derechos humanos, padece insuficiencia aórtica y fibrosis pulmonar debido a lo cual «casi todos los días tiene que recibir oxígeno».

Añadió que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ordenó al Estado peruano la anulación del indulto anterior, fue «muy clara» y señaló que había que revisar si existe una enfermedad que amerite ese beneficio.

«En el caso del indulto humanitario, no es un perdón, es un mecanismo para acabar una pena que se convierte en inconstitucional», opinó Nakazaki.

Fuente: cooperativa

Comenta!