Una Radio con vocación de servicio…

 

Christian Arntz Mc Evoy
Presidente Directorio
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A.G.

“La nueva estación de radio de Osorno, dedicará especial preferencia a la confección de programas de alta calidad, sólida cultura y de música selecta. Quiere hacer de sus audiciones una verdadera antena receptora de todas las vibraciones culturales del mundo, para llevar a sus escuchas una labor docente de constante perfeccionamiento intelectual y manual”, señaló Max Nusser, presidente de Sago en el año 1939, en lo que fue su discurso inaugural de la emisora.

La verdad es que Radio Sago ha sido muchísimo más que eso para Osorno. Radio Sago forma parte del imaginario colectivo de nuestra ciudad y provincia, logró permear cada hogar en donde muchas veces no había ningún otro medio de entretención o más importante aún, de conexión con el mundo urbano, “moderno”.

“La Sago” como los osorninos le dicen, es sinónimo de identidad. Ningún osornino concibe la ciudad sin esta radio. Quizás las nuevas generaciones ya no la sientan de igual forma, pero para quienes crecimos con ella, sin duda será uno de los iconos del recuerdo de nuestra ciudad que traspasaremos a nuestros nietos.

Esta radio, sin buscarlo, se convirtió en un instrumento de desarrollo social clave para nuestra comunidad. Ha sido por años el nexo entre la urbe y lo rural. De la información que ella entregaba a diario dependían y se programaban miles de viajes a Osorno, los que muchas veces eran una odisea que implicaba 4 horas desde algún sector costero, por ejemplo. Por ello, si la radio informaba de algún camino cortado, o que no se le envió la carreta con animales, los planes cambiaban.

“La radio siempre está prendida en mi casa, por si pasa algo…” esa una de las frases que más se ha escuchado a través del tiempo con respecto a radio Sago en una gran cantidad de población osornina. Es que, la Sago logró entrar a cada hogar con cercanía, con ¡confianza! la gente siempre le ha creído a la Sago, la necesita.

No por nada, uno de sus insignes locutores, reconoció que “los auditores tradicionales tienen la idea de que la Sago es capaz de resolver todo tipo de dificultades” .

Esta radio partió con gente de la zona, pensando siempre en contribuir con el desarrollo local, a la solución de diferentes problemáticas, y no ha olvidado quienes son su público mayoritario, manteniendo horarios, programas, voces, cortinas musicales.

Este icono de Osorno, permite mantener el sentimiento de qué implica ser de esta región, de esta provincia, en la que hay vida de campo, con otros horarios, comidas y costumbres.

La audiencia, especialmente la que vive en sectores prácticamente incomunicados, puede no tener televisión, puede no tener diario ni luz, pero no puede no tener una radio; como dijo una vecina por ahí: en mi casa puede faltar todo, menos las pilas para la radio.”

Esas personas saben que sin la radio quedan incomunicados, pierden la cercanía con su mundo, que en este caso es lo que ocurre en Osorno y sus alrededores.

La radio Sago ha sido y sigue siendo un emblema para los osorninos, del cual hay que estar orgullosos, porque pese a los cambios que ha traído la modernidad con respecto a las comunicaciones, las cadenas radiales y hoy las redes sociales, nuestra Sago, permanece en nuestros corazones, sigue siendo parte de nosotros, seguimos necesitándola, lo que  nos lleva a continuar trabajando para que viva muchísimos años más y continúe siendo a diario, un comensal más en la mesa de cientos de familias de nuestra provincia.

Comenta!