Universidad Católica empató con la Unión Española pese a jugar más de una hora con un hombre más

79

Universidad Católica, pese a jugar más de una hora con superioridad numérica, solo empató a dos con Unión Española en el Santa Laura este jueves por la fecha 23 del Campeonato Nacional.

Con la igualdad, la UC está fuera de zona de clasificación a copas internacionales. El elenco cruzado es noveno con 31 puntos, los mismos que Unión, pero el cuadro hispano registra una mejor diferencia de gol, por lo que está séptimo e iría a la Copa Sudamericana.

El inicio del partido fue trabado, sin un dominador claro. Al local le costaba generarse situaciones claras, mientras que la Católica era un equipo espeso, muy dependiente de arrebatos individuales para hacer la diferencia.

Los estudiantiles tuvieron una chance clarísima a los 17′, pero no pudieron con Sebastián Pérez. Fernando Zampedri cabeceó y el ex arquero cruzado se estiró para sacar una pelota que se metía junto a un palo. El rebote le quedó a Clemente Montes y nuevamente el “Zanahoria” reaccionó de manera extraordinaria.

Pero poco después, Pérez pasaría de figura a inesperado villano. Salió muy lejos de su arco y bajó a Montes. En primera instancia, el árbitro Manuel Vergara cobró tiro libre y le mostró amarilla al golero, pero el VAR chequeó y determinó que era penal. Pérez se excedió con los reclamos y fue expulsado. Luego de varios minutos de protesta, Fernando Zampedri se hizo cargo de la ejecución y abrió la cuenta a los 39′.

Había mucha rabia en el reducto de Independencia. En la cancha y en las gradas. La Unión pudo haberse desmoronado, pero no lo hizo. Rápido volvió el partido. A los 41′, tras un saque lateral, Rodrigo Piñeiro fue más vivo que todos en el área de la UC y puso el 1-1. Golpazo para la escuadra de Nicolás Núñez. Y faltaba más. En los descuentos un pase a las espaldas de Byron Nieto encontró solo a Piñeiro y el uruguayo con un “globito” batió a Nicolás Peranic.

Universidad Católica se adueñó de la pelota en el segundo lapso. Sin embargo, Unión supo encajonar a su adversario estableciendo una fuerte presión en la mitad de la cancha. La franja no encontraba fluidez ni cambios de velocidad, se estrellaba contra el muro rojo una y otra vez. En la única jugada de riesgo que provocó, el joven arquero Alfonso Montecinos le ganó el mano a mano a Alexander Aravena.

Pero Aravena tendría revancha. A los 80′ aprovechó un gran pase de Felipe Hernández y definió de primera.

El final del partido fue más luchado que jugado. El duelo, además, se tuvo que parar varios minutos por graves incidentes protagonizados por hinchas hispanos en la galería sur del Santa Laura. Luego de que se pitara el final, Aravena vio la tarjeta roja por decirle algo al juez Vergara.

Empate con sabor amargo para la Católica. Núñez aún no encuentra la fórmula. Desde su llegada al banco cruzado, solo ha podido ganar un partido.

Fuente: Emol.com 

Comenta!