A pesar de la gran cantidad de asistentes, funerales de soldado conscripto habrían cumplido los protocolos sanitarios

Tras la lamentable muerte del soldado conscripto, se llevaron a cabo los funerales respectivos. Instancia en donde llegó una gran cantidad de asistentes, sumado a la presencia de autoridades tanto locales, como también nacionales.


En este ámbito se puso en tela de juicio la responsabilidad sanitaria, recordando que existe un protocolo respecto a la realización de ceremonias o eventos funerarios en medio de la pandemia por Covid-19.

Al ser consultada sobre el tema, la seremi de Salud de la región de Los Lagos, Scarlett Molt, informó sobre la abultada cantidad de personas presentes. No obstante, se recordó a los asistentes sobre las recomendaciones sanitarias, principalmente el distanciamiento social y el uso de mascarillas, las cuales -dijo- se habrían acatado.

 

No obstante, la autoridad indicó que si se valida que existieron incumplimientos en dichas ceremonias, se llevarán a cabo las indagatorias correspondientes.

 

Cabe recordar que todo el proceso del funeral (tanto el velorio, ceremonia o entierro), deber tener una duración máxima de 90 minutos, contado desde el inicio de la ceremonia o evento. La asistencia a la ceremonia queda restringida exclusivamente al núcleo directo del fallecido con un máximo de 20 personas.

En caso alguno podrán asistir personas que la Seremi de Salud haya determinado como contacto estrecho para COVID-19 u otras personas que deben permanecer en cuarentena.

El velorio o ceremonias deben ser realizados en un lugar determinado especialmente para ello. Queda prohibida la celebración de velorios en domicilios particulares.

La inhumación deber ser realizada en un lugar definido como cementerio según el Código
Sanitario, Reglamento General de Cementerios.

Se recomienda no utilizar decoración durante las ceremonias, para así evitar la cadena de
contagio por contacto. Por ejemplo: velas, flores, fotos, etc.

Los asistentes deben cumplir con las medidas de distanciamiento social establecidas, es
decir mantener distanciamiento mínimo de un metro entre cada persona. Queda prohibido el acercamiento físico entre asistentes.

Todo cadáver podrá ser sepultado o cremado según la voluntad de la persona habilitada
para ello de acuerdo al Reglamento General de Cementerios. Cuando se trate de inhumación, el ataúd deberá encontrarse siempre sellado y evitar la manipulación por los asistentes, debiendo constantemente efectuar la sanitización, como asimismo posterior a la ceremonia se debe realizar desinfección del lugar.

Comenta!