Achiga por salario mínimo: «aumento desmedido podría perjudicar a pymes y trabajadores»

162

La Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) llamó a actuar con realismo y sensatez en le marco del debate del salario mínimo, expresando su postura frente a los llamados que está haciendo algunas entidades para que este año se concrete la meta de alcanzar los 500 mil pesos.

Para la entidad, el foco tiene que estar puesto «en cómo logramos que los salario de los chilenos crezcan de forma real y no nominal, para lo cual se requiere que la economía del país la inversión vuelva a crecer».

En esa línea, el presidente de Achiga, Máximo Picallo, remarcó un punto que es fundamental para las pymes en general y para la industria gastronómica, que es «ver si hoy las micro y pequeñas empresas, en el actual contexto económico, están en condiciones de elevar el salario mínimo a lo que hoy proponen algunos, y la verdad es que en el escenario económico actual, eso no es realista y podría terminar afectando a las pymes»,

«Resulta legítimo establecer un monto y proponerlo, pero no sólo basta la intención o voluntad, sino que hay que considerar si la situación económica del país en la actualidad hace viable esa propuesta, y todo indica que no», manifestó el líder de la entidad.

Junto a esto, agregó que «lejos de beneficiar a los trabajadores, los podría terminar perjudicando, ya que es muy probable que provoque un mayor incremento del desempleo, y porque no aborda el problema de fondo, que es cómo hacemos para que los salarios aumenten de forma real y no nominal, en un contexto de alta inflación».

Picallo sostiene que «hay que avanzar en un incremento de la renta mínima realista al contexto actual y en paralelo que el gobierno impulse medidas para reactivar la economía y atraer inversión, ya que eso generará más y mejores puestos de trabajo y hará crecer precisamente los salarios reales, que es lo que hoy se necesita con urgencia».

«Si a esto agregamos el proyecto de 40 horas y la disminución de la jornada laboral, ya que eso implica un efecto doble que impacta a las pymes, que verán aumentar exponencialmente sus costos y lo que ello supone», concluyó el representante gremial.