Alcalde de Osorno se niega a cambiar el emplazamiento del Terminal de buses de la ciudad porque mataría al comercio del centro 

En el marco del proceso que desde agosto vivirá el terminal de buses de Osorno, luego de que termine la concesión de administración que actualmente se tiene, se clarificó que existen tres opciones a seguir, la primera, sería renovar la concesión que incluye la restauración del edificio y el recambio de la losa como parte del contrato con el privado; la segunda opción es que el municipio se haga cargo de concretar todos los arreglos para luego entregar su administración a un privado, y por último, reintentar licitar la concesión de la construcción y posterior administración, pero con un diseño definido por la casa edilicia.

Sin embargo, una de las dudas que más se han manifestado es la que tiene relación con la reubicación de dicho rodoviario a otro sector, para que éste sea más grande y tenga una completa y renovada infraestructura. Ante ello, el alcalde de Osorno, Jaime Bertín fue enfático en decir que no está en los planes, puesto que cambiarlo de lugar sería matar el centro de la ciudad y con ello perjudicar al comercio.

El edil señaló que no hay otra alternativa para el terminal, esto porque no existiría otro terreno afuera, a lo cual igualmente se agrega que es parte importante para que el centro de la comuna tenga el movimiento que actualmente mantiene para todos los vendedores.

Al respecto, se le consultó a la ciudadanía sobre qué le parecería una posible reubicación de dicho recinto, respondiendo en su mayoría que efectivamente sería bueno que se cambie, considerando que se quiere ampliar y modificar en su totalidad.

El edil comentó que estas opciones anteriormente mencionada, se definirían en el próximo concejo de este martes, donde se espera se pueda entender y concretar una opción que beneficie a toda la comunidad de un proyecto que costará entre 8 y 12 mil millones de pesos con una posible concesión a un privado entre 35 a 40 años.

Cabe consignar que una de las fuentes principales de ingreso al municipio es el terminal de buses, con un monto que asciende a los 40 millones de pesos mensuales.

Comenta!