Algas pardas: Comitiva regional viajó a Canadá para aprender nuevos modelos de negocio y producción del recurso

112

A lo largo de toda la costa nacional, en su plataforma continental, los casi 4300 kilómetros de extensión sitúan a nuestro país como una verdadera “mina de oro” para la extracción de algas pardas.

Un negocio que va en franco crecimiento y que podría incluso, mejorar la calidad de vida de las familias que se dedican a la extracción y también, levantar un mercado que requiere necesarias observaciones.

En esa línea, la consultora Costa Humboldt está ejecutando un plan de 300 millones de pesos provenientes del Gobierno Regional de Los Lagos, donde cinco dirigentes algueros y la consejera Andrea Iturriaga, viajaron a la ciudad de Vancouver, Canadá, para aprender en universidades y laboratorios, las multiplicidades de usos en la producción de algas pardas, contó la consejera por Osorno.

 

En esa línea, Iturriaga precisó que una de las particularidades es que la alga parda puede ser procesada como un reemplazo del plástico, ya que en Canadá, la comitiva pudo apreciar que se pueden hacer platos, cucharas, potes, con este insumo natural, lo que abre una ventana de posibilidades a propósito de la entrada en vigencia de la ley que prohíbe la entrega de plásticos de un solo uso, en locales donde haya expendio de alimentos a partir de agosto de este año.

La consejera hizo hincapié en que una de las preocupaciones de los dirigentes locales de esta industria, es el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad, pues el mercado de las algas ya está siendo depredado por grandes empresas, lo que es una clara falta de respeto al sentido ancestral de las comunidades locales.

Según la fundación Oceana Chile, en nuestro país hay seis tipos de algas pardas, las cuales se dividen en el huiro negro, huiro palo y huiro flotador. Todos ellos cumplen una función indispensable en el desarrollo de los ecosistemas marinos.

Comenta!