Caída de las bencinas genera un IPC negativo en diciembre e inflación completa tres años bajo la meta del Banco Central

Su registro más bajo de 2018 y el único negativo. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó esta mañana que el IPC anotó una variación de -0,1% en diciembre, cifra que se ajustó a las proyecciones de los expertos y el mercado.

Con este resultado, la inflación acumulada en 2018 llegó a un 2,6%, por debajo del centro de la meta del Banco Central (2%-4%) por tercer año.

Se trata del IPC más bajo desde el -0,2% anotado en septiembre de 2017.

EL IPC subyacente, que no incluye frutas, verduras frescas y combustibles, anotó una variación de 0,2%, según el INE.

En el último mes del año, seis de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC presentaron incidencias negativas en la variación mensual del índice, cinco aportaron incidencias positivas y una registró nula incidencia.

Entre las divisiones que disminuyeron destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,8%), y vestuario y calzado (-1,5%).

Entre las divisiones que consignaron alzas mensuales en sus precios destacó recreación y cultura (1,5%).

Bencinas

Como era de esperar, el INE destacó especialmente el retroceso que mostraron las bencinas durante diciembre, mes en el que el precio bajó semana a semana. Concretamente, los precios bajaron 2,6% en el último mes de 2018, pero acumularon un alza de 7,2% en el ejercicio.

Según lo señalado por la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) en sus informes semanales de precios de combustibles, la caída mensual en el valor de este producto fue consecuencia del exceso de oferta mundial de crudo, del aumento en los inventarios de petróleo por parte de EE.UU. y del deterioro en el crecimiento económico mundial a raíz de aspectos geopolíticos”, dijo el INE.

Entre los productos de la clase hortalizas, legumbres y tubérculos destacaron los descensos mensuales de papa (-10,7%) y tomate (-13,2%). Sin embargo, al cierre del año estos productos acumularon incrementos de 37,6% y 1,7%, en cada caso.

Las variaciones negativas en los precios de diciembre se explicaron, principalmente, por una mayor disponibilidad de los productos mencionados. En ambos casos, la mayor oferta se debió al ingreso de producción desde la zona central del país.

Gas y buses

Pero la bencina no fue el único combustible que bajó. Según el INE, el gas licuado anotó una caída de 3,9% en diciembre, aunque a lo largo del ejercicio acumuló un alza de 3%.

La reducción en los precios de este producto se debió a una disminución del costo de las materias primas en los mercados internacionales, junto con reajustes de tarifas aplicadas por algunas de las empresas del mercado.

Y pese al fuerte retroceso de los combustibles, el servicio de transporte en bus interurbano anotó un fuerte salto de 23,1%, cerrando el año 2018 con una variación acumulada de 0,3%.

El aumento en el precio de este producto fue consecuencia del alza en la demanda de pasajes con motivo de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, y del término del año escolar, dando inicio a las vacaciones de verano.

Fuente: La Tercera

Comenta!