Concejales y Alcalde de Puerto Montt deciden terminar anticipadamente concesión del Terminal

El concejo municipal de Puerto Montt acordó el término anticipado del contrato de concesión del Termial Rodoviario de Buses de Puerto Montt

La decisión fue tomada en una sesión extraordinaria practicamente por la unanimidad de los concejales, salvo Luis Vargas Machado, quien se abstuvo.

Los ediles acusaron una serie de irregularidades e incumplimientos por parte de la empresa Inmobiliaria del Pacífico, como detalló en la sesión de Concejo, el concejal Héctor Ulloa

El contrato de concesión del Terminal de Buses puertomontino fue firmado por el Municipio con la empresa en el año 2003, con un plazo estimado en 47 años. Es decir, caducaba en el año 2050.

El alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes calificó como valiente a la decisión adoptada por los concejales, alegando mala fe por parte de la empresa concesionaria

El alcalde Paredes indicó que la administración del rodoviario podrá ser limitada en no menos de seis meses, por lo que esperan poder entregar la operación del Terminal a otra empresa, en diciembre próximo o a más tardar, el último día del mes de febrero de 2019. A la espera de aquello, el terminal podrá seguir siendo operado por su actual administrador

El alcalde detalló que la empresa concesionaria mantiene multas pendientes de pago cursadas por la Dirección de Obras Municipales durante la etapa de construcción y exploración que ascienden a un monto de $371 millones y fracción, a lo que se suman ingresos pendientes de pagos en la Subdirección de Rentas, por un monto mayor a los $136 millones.

Junto con ello correspondería hacer efectivas las boletas de garantía vigentes de fiel cumplimiento del contrato en lo que se refiere a la administración y explotación del servicio.

Los asesores jurídicos externos del Municipio analizaron dos informes de la Contraloría que daban cuenta de los incumplimientos de parte de la concesionaria para recomendar la caducación del contrato por incumplimiento grave de las obligaciones por parte de la empresa, que no solo carecería del permiso de funcionamiento del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, sino además, no ha habilitado servicios higiénicos para conductores, y una serie de medidas de seguridad que requiere un recinto que a diario alberga los desplazamientos de miles de personas, en la capital regional.

Se espera ahora una ofensiva judicial por parte de la empresa concesionaria, que sería notificada en las próximas horas de la medida, una vez que termine de elaborarse el decreto respectivo.

Commentarios