Corte ordena indemnizar a familias de tripulante de avión siniestrado en Cochamó

250

La Corte de Apelaciones de Santiago, ordenó al Estado de Chile, pagar una indemnización de $550.000.000 (quinientos cincuenta millones de pesos) a las  familias de los oficiales de la Fuerza Aérea que perdieron la vida, en un accidente aéreo el 2 de julio de 2008, al caer el avión Twin Otter y que tocara cables de alta tensión, en el sector del valle del río Cochamó, Región de Los Lagos.

El fallo del tribunal atifica la responsabilidad del fisco en el accidente por el actuar imprudente de uno sus agentes, en este caso el piloto del avión: el comandante Sergio Ismael Fuentes Castorene, quien también falleció.

Según señala el fallo la alegación del FISCO, consistente en que la FACH designó para el vuelo de instrucción (Misión NBA-4), siniestrado el día 2 de julio de 2008 al enredarse con el tendido de cables eléctricos de la Línea de AT “Cochamó – Rio Puelo”, un Piloto instructor el Comandante Fuentes Castorene, piloto capacitado con muchas horas de vuelo, ampliamente capacitado para ejercer el rol, y que los funcionarios de la FACH no tenían la obligación de registrar en las cartas de navegación líneas de alta tensión, cuya altura fuese superior a los 150 metros.

Cabe establecer que la sentencia apelada ha razonado en sus considerandos cuadragésimo segundo a cuadragésimo noveno correctamente de acuerdo a los medios de prueba que rindieron las partes.

Commentarios

commentarios