Crece preocupación de empresarios agrícolas por violencia en La Araucanía y llaman al diálogo


El presidente del gremio, Ricardo Ariztía, anunció la creación de un fondo para las víctimas del conflicto en la zona.
La preocupación por los hechos de violencia ocurridos en las últimas semanas en la Región de La Araucanía fue uno de temas que marcaron la conversación y el debate del seminario “¿Cómo viene la temporada 2020-2021?” organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) con el apoyo de Economía y Negocios de “El Mercurio”. En el discurso inaugural del evento —que se realizó de forma telemática—, el presidente de la SNA, Ricardo Ariztía, mostró gran inquietud por la situación que afecta a la zona del sur del país.

“Chile debe garantizar que todos sus habitantes vivan en un Estado de Derecho. En esto, los tres poderes del Estado tienen la responsabilidad de converger en acciones que impidan que un pequeño grupo de extremistas y delincuentes, amparándose en una falsa causa mapuche, infundan miedo y perpetúen el rezago de La Araucanía”, sostuvo.

A su vez, anunció que la SNA junto al Consejo Agropecuario del Sur (CAS) acordaron crear un fondo que vaya en ayuda de las víctimas de actos violentos, para el cual se dispuso un monto inicial de $50 millones. Según Ariztía, este será administrado por agricultores y loncos. “Como SNA queremos, además, colaborar en entablar un diálogo concreto y fructífero”, afirmó.

El presidente de la SNA hizo un llamado al Congreso a trabajar en las leyes que permitan “combatir la violencia” en la región. “Los esfuerzos de la PDI y Carabineros no sirven si la aplicación de la justicia falla, o no contamos con leyes adecuadas”, aseguró. Además, anunció que —junto al presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, Juan Sutil— viajará a La Araucanía para iniciar una ronda de conversaciones con loncos y para buscar acuerdos para restablecer las “confianzas dañadas”.

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, también participó del evento, y se sumó a las palabras de Ariztía. “Es verdad que Chile tiene una deuda histórica con La Araucanía, pero eso no significa saltarnos el Estado de Derecho, no podemos permitir el cobarde atentado que sufrió una niñita de nueve años; ahí lo que se destruye no es un camión, sino que una familia”, dijo haciendo referencia a la menor que resultó herida tras el incendio de un camión en la zona.

El ministro Walker destacó que el presupuesto del plan de impulso rural del Gobierno para La Araucanía se aumentó en $26 mil millones. “Esto es para incentivar a las comunidades mapuches a hacer alianzas productivas y que puedan diversificar su agricultura”, manifestó.

“La agricultura es lejos la herramienta más potente que tiene La Araucanía para salir de la pobreza rural y de su rezago”, agregó.

Comenta!