Dirigentes gremiales acusan agresiones en Servicio de Salud.

 

El director del Servicio de Salud de Osorno Nelson Bello, solicitó la presencian de Fuerzas Especiales de Carabineros, luego que un grupo de dirigentes locales y regionales de los funcionarios ingresaran a las dependencias de dicha repartición para intentar dialogar con el máximo jefe sobre la situación puntual de un llamado a concurso público para el cargo de paramédico para el Hospital de Purranque del cual piden que se revise por supuestas anomalías en su procedimiento.

Momentos de tensión se vivieron  cuando trataban de ingresar a las dependencias del servicio y fueron abordados por un funcionario de confianza del director con quien supuestamente se produjo un forcejeo.

Entre estira y encoge finalmente se pudo realizar la reunión entre las partes para tratar los temas en cuestión, mientras tanto por orden del mismo director Nelson Bello, la prensa debió ser desalojada del recinto por parte de Carabineros.

En las afueras del recinto, el dirigente de Chiloé Eduardo Delgado manifestó su desconcierto por el incidente señalando que llegaron en son de paz sólo a buscar una explicación del llamado a concurso y fueron violentados física y verbalmente  por funcionarios de confianza.

Por su parte Pablo Reyes dirigente regional de la Fenats Unitaria, fue más lejos aun acusando al jefe provincial de grosero y violento, al momento que reprime a los dirigentes llamando a fuerzas especiales, sentenció.

 

Commentarios