Empresa paralizó obra de eco-piscicultura por Ley Lafkenche y se perdieron 200 puestos de trabajo

461

La comunidad de Aucha en Calbuco está empeñada en recuperar los 200 puestos laborales que se perdieron tras la paralización de las obras del proyecto Eco-piscicultura de Recirculación Aucha, a cargo de la empresa Invermar, debido a las solicitudes EMCPO (Espacio Marítimo Costero de Pueblos Originarios), consignada en la vigente Ley Lafkenche.

En conversación con Radio Sago el vocero de la comunidad, Carlos Peñalva, sostuvo que no están dispuestos que agrupaciones de otras zonas de Calbuco los estén perjudicando con un petición que nos les corresponde y que está trayendo, dijo, desempleo y profundizar la crisis económicas que viven cientos de familias «que hasta un par de semanas contaban con un sustento».

Acá la entrevista completa:

Cabe mencionar que Invermar decidió paralizar las faenas el 8 de junio pasado debido a las «incertezas generadas por las solicitudes EMCPO», de acuerdo al comunicado emitido por la firma.

En el texto se indica que la implementación de la obra involucra una inversión de 20 millones de dólares en su primera etapa y en su siguiente fase una inversión futura de 24 millones de dólares.

«Como organización hemos cumplido con responsabilidad con todos los requisitos y gestiones necesarias para llevar a cabo este importante proyecto, que tiene como objetivo avanzar aún más en la sostenibilidad», manifiestan en el escrito, donde agregan que «la paralización de la obra tiene un alto impacto para nuestra empresa y todos los que directa e indirectamente trabajan junto a nosotros. Seguiremos trabajando con la comunidad en los compromisos de desarrollo social que hemos adquirido desde sus inicios».

Asimismo, que esta situación » se aclare, para poder seguir contribuyendo con nuestro trabajo al desarrollo y crecimiento de nuestras comunidades y el país».

Sustentabilidad

Según la empresa este proyecto cuenta con características únicas, que lo hacen uno de los más modernos en su tipo en Sudamérica, ya que ha considerado la implementación de tecnología de recirculación de última generación, lo que permitirá hacer un uso más eficiente del agua, permitiendo reutilizar el 98% del agua y solo el 2% se recambia lo que hace el sistema de cultivo más eficiente que las pisciculturas de flujo abierto existente en la actualidad. Se suma al 25% de las pisciculturas de recirculación en Chile.

En cuanto a sostenibilidad esta eco-piscicultura está a la vanguardia en relación a la tecnología que la industria salmonera nacional requiere para ser competitiva internacionalmente:

-Reducción del período de engorda en mar de 18 a 10 meses.

-Optimización de período de descanso de las concesiones acuícolas generando

beneficios ecosistémicos.

-Disminución considerable en uso de antibióticos y antiparasitarios.

-Disminución de huella de carbono dada la reducción de transporte terrestre ya

que proyecto contempla carga directa de los peces desde el estanque al barco

-Reduciendo el escape de peces a través de una producción de peces con peso

superior

Comunidades

Por último y en cuanto al encadenamiento productivo, Invermar remarca que desde mediados de 2019 ha estado trabajando con las comunidades vecinas en distintas iniciativas que han permitido el fortalecimiento productivo de mujeres de comunidades indígenas, apoyo en la generación de proyecto para fortalecer la infraestructura hídrica de las comunidades y ha impulsado el desarrollo de proveedores locales, lo que ha contribuido a generar trabajo tanto directo como indirecto.

 

Comenta!