Equipo de la ONU irá a regiones y se reunirá con víctimas que denuncian violaciones a los DD.HH

No vamos a informar del itinerario ni de la agenda. Queremos que el equipo sea capaz de trabajar de manera independiente, y de la forma menos disruptiva posible. Eso va a ser complejo si los observadores están constantemente en el foco mediático y bajo escrutinio”.

En conversación con La Tercera PM, Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, da cuenta de que el equipo de observadores de la ONU mandatado por la alta comisionada Michelle Bachelet llegará a Chile con la expectativa de trabajar con discreción.

Desde que hace cinco días, cuando Bachelet anunció el envío de un equipo al país para examinar las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos, son varios los organismos que se alistan informes con su versión de lo que ha ocurrido en Chile en estos días 11 días de revuelta social.

El equipo de observadores de la ONU, sin embargo, pisará Chile con un itinerario medianamente definido que incluye visitas a regiones para recopilar evidencia y tomar testimonios.

El grupo se reunirá con representantes de todos los actores sociales: autoridades, Instituto Nacional de Derechos Humanos, sociedad civil -incluyendo académicos, organizaciones médicas, Colegio de Abogados- así como víctimas y testigos de presuntas violaciones y abusos a los derechos humanos”, dice Hurtado. 

La portavoz añade que: “Lo que harán, sobre todo, es escuchar a personas de varios sectores, clases sociales y orígenes para tener una visión lo más amplia posible de la situación”.

Ayer en el INDH se preparaban para una primera reunión del director del organismo Sergio Micco con los representantes de Bachelet en Chile. Sin embargo, al final del día, la Oficina del Alto Comisionado informó que el grupo atrasaría su llegada en un par de días.

Asimismo, aclararon que el equipo compuesto por cuatro profesionales de distintos países tiene un carácter técnico y no de investigador.

Somos muy conscientes de que Chile tiene instituciones y organizaciones de la sociedad civil muy robustas, como el Instituto Nacional de Derechos Humanos. No pretendemos duplicar o competir con su trabajo. Al contrario, lo que queremos es complementarlo, y aportar lo que podamos desde la perspectiva de la ley internacional de derechos humanos y de la experiencia que tenemos de trabajar en muchas y variadas situaciones en otros lugares del mundo”, sostiene la portavoz del organismo.

La oficina del alto Comisionado en Chile, a su vez, sostiene que por motivos de seguridad evitarán dar a conocer la nómina de profesionales.

Fuentes ligadas a la defensa de los DD.HH sostienen que en la nómina podría estar Ana Batalla Trilla, coordinadora del área de justicia y seguridad del Alto Comisionado para América del Sur. Esta información, sin embargo, no fue confirmada por el organismo.

Recabarren, la facilitadora

El equipo tendrá como base Santiago, pese a que visitará diversas ciudades en distintas regiones del país.

Cuando lleguen, su primera cita será con el INDH que hasta hoy contabilizaba 94 querellas por torturas y trato degradante. En los 10 días de movilizaciones el INDH ha interpuesto más querellas que en todo el 2018. Se suman 5 amparos, 5 querellas por homicidios y 18 por violencia sexual.

La última vez que hubo en Chile un equipo de la Alta Comisionada fue en enero para ver la situación de los inmigrantes. En  esa oportunidad la contraparte del grupo fue la Cancillería. Esta vez, será  la subsecretaría de Derechos Humanos que encabeza Lorena Recabarren.

En el ministerio de Justicia explican que Recabarren oficiará como “facilitadora” del trabajo de la misión. Es decir ayudará a gestionar si se requieren citas con órganos del Estado. La subsecretaria estuvo esta mañana en La Moneda en reunión con el nuevo ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y con el director del INDH.

Tras la cita, el ministro de Justicia, Hernán Larraín confirmó que mañana llegará el grupo al país.

CIDH se convocó de oficio

La Oficina de Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU no es el único órgano internacional que estará en Chile. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció hace cinco días que por iniciativa propia (de oficio) convocará a  audiencia pública para ver la situación de derechos humanos “en el contexto de la protesta social”.

La audiencia quedó fijada para el 11 de noviembre en Quito, en el marco del 174 Periodo de Sesiones.

Adicionalmente, la Fundación Londres 38 hace cuatro días envió una carta a Paulo Abrão, secretario Ejecutivo de la CIDH, solicitando la presencia del organismo en Chile. “Nos parece que resulta de gran relevancia y una muestra de transparencia con la región, que Ud., en calidad de autoridad regional, se traslade a Chile a realizar una visita de verificación en terreno de la situación de vulneración de derechos humanos que existe en el país”, dice la carta.

Karinna Fernández, abogada de derechos humanos, dice que es lamentable que el Estado solo haya invitado a Chile a la oficina de la Alta Comisionada y no a la CIDH, que es el organismo regional destinado a la protección de derechos humanos en la región.

Tal incomprensible actitud del gobierno podría responder a los constantes ataques que el gobierno ha realizado este año a la labor del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y que se plasmó en la carta que se dio a conocer el 11 de abril de este año”, dice la abogada.

Una visita de un organismo de 60 años con experiencia específica en la violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos en nuestra región y país resulta crucial, especialmente en atención a las obligaciones que surgen de la Convención Americana sobre DD.HH y que implican la obligación de los estados de investigar, perseguir y sancionar a todos los responsables de graves violaciones a los derechos humanos”, agrega Fernández.

Fuente: La Tercera

Comenta!