Ex Presidente Piñera al Gobierno: “Hoy se dan cuenta que otra cosa es con guitarra”

32

El ex Presidente Sebastián Piñera se refirió al actual mandato del Presidente Gabriel Boric, asegurando que “otra cosa es con guitarra”, recordando el rol que tuvo la oposición durante su Gobierno, tildando a un sector como “destructivo”.

En entrevista con La Tercera, el ex Mandatario contó que una vez fue electo el exdiputado, este le dijo que existían dos formas en las que se comporta la oposición, las cuales pueden ser “firme, pero constructiva”, o “desctructiva”.

En ese sentido aseveró que “una gran parte de la oposición tomó ese camino destructivo”, asegurando que conversó con Boric y le dijo que optar por esta alternativa “es muy fácil: basta con encontrar un problema, transformarlo en un escándalo moral, ético y exigirle al gobierno la solución inmediata”.

“Y le dije ‘pero en pocas semanas más, usted va a estar a este lado del escritorio y, en consecuencia, va a tener que enfrentar no solamente la denuncia y el escándalo, sino que ver cómo se soluciona, y es mucho más difícil’. Siento que esa es una buena lección, tanto para los que están en el gobierno como para los que estamos en la oposición”, expresó.

Piñera continuó refiriéndose a la seguridad ciudadana recalcando que “fue un tema muy prioritario durante nuestro gobierno. Teníamos una agenda de seguridad que fue obstruida y rechazada por la entonces oposición y actual gobierno. Y ellos, desde el gobierno, hoy se dan cuenta de que otra cosa es con guitarra”.

“De hecho, cuando escuchábamos estas críticas, lo conversábamos con algunos de los ministros del comité político, y en ese momento era muy probable que Boric pudiera ser Presidente. Y decíamos “cuando se sienten aquí, van a darse cuenta de que otra cosa con guitarra”, reveló el ex jefe de Estado.

Para Piñera, “ser Presidente es muy difícil, porque todo el mundo lo culpa de todos los problemas (…) oposición que está hoy día en el gobierno, muchas veces caía en la trampa de transformar un problema en un escándalo ético y exigir al Presidente una resolución inmediata. Y ahora que están al otro lado del escritorio, se dan cuenta de que para resolver las cosas no basta con la voluntad”.

“Una cosa es querer y otra cosa es poder. Y que todo requiere esfuerzo, tiempo, trabajo, acuerdos, diálogos. Y, por tanto, el gobierno es un aprendizaje para todos, pero especialmente para la oposición que nosotros tuvimos”, aseveró.

En esa misma línea, el ex Mandatario aconsejó al Presidente Boric, señalando que le diría que “hay que hacer un gran esfuerzo por sintonizar con el sentido común, con la opinión, la voluntad, los sentimientos, las aspiraciones de las grandes mayorías, y no dejarse obnubilar por los grupos más extremos, que más gritan, que más presión hacen. En el plebiscito votaron 13 millones de chilenos. Que escuche a esa gran mayoría que hablo fuerte y claro el 4 de septiembre”.

ESTALLIDO SOCIAL

En cuanto a las querellas en su contra por hechos ocurridos durante el Estallido Social, el ex Presidednte aseveró que ue en nuestro país “presentar una querella es un trámite formal”.

Según Piñera, “basta un artículo del Código Penal, una fotocopia de un diario y un abogado patrocinante. Y como estos delitos son delitos de acción pública, el que asume la investigación es el Estado a través de la fiscalía, y el demandante se va a su casa a preparar la próxima querella”.

A juicio del ex Jefe de Estado, “eso es un mal camino, porque hoy, por las mismas razones por las cuales se me invoca a mí acusaciones de esa índole, uno podría hacérselas al actual gobierno”.

El ex Mandatario también fue consultado por su polémica frase “estamos en guerra”, señalando que “yo uso mucho esa palabra” y que la ha usado con distintos conceptos.

“En ese momento dije que estábamos en guerra contra un enemigo muy poderoso que no respetaba nada ni a nadie, que era esta violencia irracional y desatada. Y yo creo que a la luz de la experiencia, el enemigo era poderoso y la democracia chilena tenía que enfrentarlo. Algunos tergiversan esto como que había declarado la guerra a mi propio pueblo. Eso es mentira”, enfatizó.

SU NULO ROL EN LA CAMPAÑA DEL RECHAZO

Piñera también fue consultado sobre su ausencia como figura en la campaña del Rechazo, asegurando que “nunca nadie me pidió que no hablara”.

Según dijo, “yo pensé que era el tiempo de la ciudadanía, que era el tiempo de escuchar a la sociedad civil, que le cuesta expresarse, y que esta vez se expresó como nunca antes”, y que esto “fue una decisión mía y la tomé el primer día y se las comuniqué a los partidos”.

Tras el amplio triunfo del Rechazo y el inicio de los diálogos por una nueva Constitución, Piñera dijo que “el diálogo es con límites. Uno va a dialogar con principios, con ideas que tiene que defender, pero también con capacidad de escuchar, intentar convencer y tener voluntad de ser convencido. Y eso son los diálogos fecundos. Los otros son los diálogos de sordos. Y por supuesto que para tener esos diálogos las posiciones extremas muchas veces hacen mucho daño”.

En esa misma línea aseguró que “yo no voy a ser candidato nuevamente. Ya fui candidato y Presidente dos veces. Una experiencia maravillosa, muy difícil, pero llena de satisfacciones, penas y alegrías. Pero no me voy a jubilar de ser chileno ni de mi interés por la cosa pública. Voy a seguir participando en la segunda línea”.

Fuente: 24 Horas

Comenta!