Experto propone soluciones para diversos problemas de los agroalimentos


Mantener y prolongar la vida de los alimentos, realizar una adecuada trazabilidad para certificar el origen y autenticidad de éstos, asegurar la inocuidad, son problemas que pueden ser abordados a través de la nanotecnología.
Doctor en Biotecnología de INIA La Cruz, Sebastián Molinett plantea que existe una serie de soluciones bionanotecnológicas factibles de aplicar en diversas áreas de la industria agroalimentaria pudiendo ser estas de origen natural, eficientes, sostenibles e inocuas, además de entregar valor agregado a los productos.
El Dr. Sebastián Molinett fue uno de los oradores del seminario virtual “Avances en Nanotecnología y alimentos”, donde abordó los principios de la nanotecnología, la relevancia de soluciones bionanotecnológicas en trazabilidad, inocuidad y proceso alimentarios, entre otros temas.
En la oportunidad, expuso la nanotecnología en los alimentos y sus aplicaciones en los últimos cinco años y además compartió charla con Lorenzo Pastrana sobre la “Nanotecnología y sus proyecciones en inocuidad y seguridad alimentaria en tiempos de Covid-19”.
Partió haciendo referencia a los grandes desafíos de la industria agroalimentaria de aquí al 2050. “Se espera un crecimiento de la población que va a alcanzar los 9.8 billones de personas, cifra que va de la mano con una tendencia de consumo hacia alimentos inocuos, saludables y segmentados por grupo etáreo y sociocultural”.
El investigador hizo un repaso de las diferentes herramientas de la nanotecnología en el desarrollo de soluciones limpias mediante la nanociencia. Dio como ejemplo el desarrollo de envases nanoformulados activos e inteligentes que extienden la vida útil de frutas y hortalizas para preservar su calidad hasta llegar al consumidor. “Actualmente, para una industria que busca reducir las mermas manteniendo un sello de sustentabilidad e inocuidad en sus productos es clave conservar la calidad de los alimentos frescos por más tiempo a través de estas tecnologías, que son naturales, limpias, eficientes y sustentables”, explica el especialista.
En materia de inocuidad, fitosanidad y trazabilidad de los alimentos, existen otras tecnologías factibles de desarrollar e implementar tales como el uso de bionanosensores basados en genética molecular. “Actualmente en colaboración con especialistas del Reino Unido estamos trabajando en el desarrollo de sensorización mediante nanoporos, que puedan aplicarse a estos temas”.
El profesional del INIA La Cruz participó además en un bloque especial de discusión junto a otros especialistas del tema, respecto al rol de la nanotecnología en los desafíos que la industria agroalimentaria actualmente está enfrentando en el contexto de pandemia covid-19.
Específicamente el experto planteó como un uso concreto, factible de ser generado e implementado, el desarrollo de bionanorecubrimientos, que pueden ser usados en procesos de sanitización, embalaje de frutas, hortalizas y agroalimentos ya que poseen propiedades antivirales y viricidas.
Estos temas formaron parte de este seminario, que fue organizado por ChileAlimentos con el apoyo del INIA donde participaron como panelistas además del Dr. Sebastián Molinett del INIA La Cruz, el Dr. Lorenzo Pastrana del Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL) y Caio Vinicius A., Director General Urratech.

Comenta!