Exportadores emplazan a autoridades a castigar de manera “fuerte” actos como el fraude de las frambuesas

Luego de que este martes se diera a conocer un reportaje de Reuters que revela el fraude llevado a cabo por la empresa Frutti di Bosco para exportar frambuesas de menor calidad y de origen chino, haciéndolas pasar por fruta chilena, la Asociación de Exportadores de Fruta de Chile (Asoex) recalcó la necesidad de castigar estas prácticas “de la forma más enérgica”.

El presidente del gremio, Ronald Bown, aseguró que el hecho, destapado a fines de 2016 por la empresa Frutícola Olmué -de propiedad del presidente de la CPC, Juan Sutil-, también fue denunciado por Asoex “en el mismo momento” a las autoridades correspondientes.

“No puede ser que en una situación incluso de autocertificación, lo que se produzca es un aprovechamiento de parte de quienes importaron desde otro país frambuesas congeladas a Chile, que posteriormente las hicieron pasar como chilenas hacia Canadá”, recalcó Bown.

A la vez, aseguró que esa clase de actos “van absolutamente en contra del prestigio de nuestro país”, por lo que emplazó a las autoridades chilenas a “castigar de una manera tremendamente fuerte a quienes incumplen estas situaciones” que “pueden provocar un grave trastorno desde el punto de vista de la operación e imagen, por lo tanto, lo rechazamos totalmente”.

Si bien, el líder gremial recordó que por este hecho hubo sanciones, cuando en 2019 la justicia chilena condenó al propietario de Frutti de Bosco, César Ramírez, a dos penas de 61 días de presidio menor en su grado mínimo y dos multas por $2.5 millones cada una, subrayó que “creemos que esas sanciones deben ser bastante más fuertes, con el objeto de evitar en el futuro esta grave situación que perjudica la imagen de nuestro país”.

Las denuncias

Según la Subsecretaría de Relaciones Economicas Internacioneles (ex Direcon), el 24 de octubre de 2016 la empresa Frutícola Olmué denunció el caso a la Direcon, luego de previamente haberlo hecho al Servicio Nacional de Aduanas por una presunta infracción a la normativa aduanera y de comercio internacional de parte de la empresa comercializadora Frutti di Bosco Lta. y Exportadora Frutti di Bosco Ltda.

Días más tarde, Asoex envió una carta manifestando su preocupación a aduanas y a la Direcon. Ante esto, la entonces directora de la Direcon, Paulina Nazal, envió un oficio a aduanas para conocer las gestiones que se estaban realizando.

Luego, se informó que la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) llevaría a cabo una auditoria, en la que se corroboró el actuar irregular de Frutti di Bosco, que importaba frambuesas de origen chino y en Chile las empaquetaba bajo la calidad de producto orgánico chileno para luego exportarlas a Canadá.

Finalmente, la dirección regional de Aduanas de Talcahuano presentó querella contra Ramírez, tras ello, el Juzgado de Garantía de la misma ciudad dictó sentencia el 1 de julio de 2019.

Según dicha subsecretaría, la “Direcon, dentro del ámbito de su competencia, dio seguimiento a la evolución del caso, mientras otra agencia gubernamental estuvo a cargo del caso”

“No parece razonable concluir que la ocurrencia de un caso delictivo como este pueda llevar a concluir que constituye una suerte de mácula a las políticas públicas implementadas por Chile en torno al sector exportador. Por el contrario, revela que los procedimientos administrativos y judiciales operaron de manera plena”, concluyó.

Fuente: Emol

Comenta!