Gobierno aumentará fiscalización en zonas que pasaron la “primera ola” de coronavirus para evitar rebrotes

2 ABRIL 2020. OSORNO.- Emblemático y concurrido barrio Lynch con sus calles vacías durante el tercer día de cuarentena total por la emergencia sanitaria que ha provocado el coronavirus pandemia Covid-19. FOTO: AGENCIAUNO.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó este lunes que a partir de esta semana el Gobierno comenzará a fijarse en tres ejes estratégicos particulares para enfrentar el avance del coronavirus en el país, destacando entre ellos un aumento de la capacidad hospitalaria, de las residencias sanitarias y sobre todo un mayor control para evitar rebrotes.

Al respecto, el secretario de Estado manifestó que “tenemos que hacer esfuerzos aún más grandes para evitar rebrote en lugares que ya han pasado por la primera ola de esta infección y eso nos exige a la autoridad sanitaria tener un rol de fiscalización, de aislamiento, de vincularse y trabajar junto a la atención primaria de salud”.

“Necesitamos en esos lugares, Punta Arenas, Osorno, por ejemplo, tener una vigilancia que nos permita contener la posibilidad de un rebrote de la enfermedad. En ese sentido, hemos contratado más personas, hemos incorporado personal municipal para trabajar en el seguimiento y aislamiento de los casos”, dijo.

Asimismo, indicó que “es evidente que tenemos una situación epidemiológica muy diferente en la Región Metropolitana en comparación a otras regiones. Muchas ciudades grandes, sobre todo del sur de Chile e incluso Arica en el norte, han pasado de un periodo de cuarentena bastante estricto y con la colaboración de la ciudadanía y el trabajo de los funcionarios de salud han logrado vencer esta primera ola”.

“Ahora se encuentran en un momento en que están retomando algún nivel de actividades más normales, por lo menos no han debido enfrentar restricciones de salida de la casa, ir a la plaza, en fin, como ocurre en la mayoría de las regiones del país”, destacó.

En ese contexto, Mañalich explicó que “la estrategia en la que estamos concentrados tiene tres elementos fundamentales. El primero es aumentar y volver a aumentar la capacidad de tratamiento intensivo para quienes lo necesiten y requieran hospitalización y eventualmente conexión a un ventilador mecánico”.

“Las proyecciones que hemos hecho nos dan un margen con un escenario bastante duro para la Región Metropolitana de que vamos a poder responder a una demanda gracias a contar con tecnología, sino por el esfuerzo de los trabajadores de la salud”, reconoció.

En esa línea, sostuvo que el Presidente Sebastián Piñera “nos ha pedido ir aún más allá, es decir, el margen de seguridad que tenemos y que es suficiente en escenarios más duros de los que estamos enfrentando hoy, es que aumentemoslo, hagamos medidas que permitan crecer la capacidad de atención los próximos días rápido”.

Otros ejes

Asimismo, la autoridad sostuvo que “es evidente que el brote de pandemia ha alcanzado a sectores muy vulnerables, y esto significa precariedad, pobreza, eventualmente hambre, que el Gobierno ha tomado muy en serio con ayuda concreta y ha sido muy bien valorado por la ciudadanía como se refleja nítidamente en la encuesta Cadem de hoy”.

“Sin embargo, el aislamiento de personas que están enfermas o sus contactos estrechos, requiere una estrategia mucho más estricta en lugares donde no se pueden cumplir estas medidas, por razones de la calidad de la vivienda, hacinamiento, etc.”, recalcó.

Por eso, detalló que que la segunda línea de trabajo “es el fortalecimiento del instrumento residencias sanitarias. Lograr que las personas que necesitan estar aisladas en cuarentena lo hagan en un lugar en el que estén con calefacción adecuada, servicios adecuados, visita médica”.

Fuente: Emol

Imagen: soychile.

Comenta!