Gobierno presenta nueve medidas económicas en el marco de la agenda social para el sector pesquero artesanal

Durante esta jornada el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, presentó, en la caleta Portales de Valparaíso, una agenda social para el sector pesquero artesanal.

Una iniciativa que considera nueve acciones que irán en beneficio directo de quienes integran el rubro artesanal en todo el país. Desde un bono solidario que favorecerá a unos dos mil pescadores y pescadoras, hasta la apertura de un registro (RPA) que permitirá el ingreso de nuevos tripulantes a la actividad.

“El Gobierno ha hecho diversos anuncios en función de las demandas ciudadanas y el sector pesquero, evidentemente, está incluido. Por eso, durante las últimas semanas, nosotros hemos estado diseñando y trabajando una Agenda Social que hoy hemos lanzado. Creemos que es una agenda potente, que va directamente a los sectores más postergados y que inyecta recursos y capacidades para que la gente pueda desarrollarse y tener un mejor futuro”, dijo el subsecretario.

Respecto del bono solidario, Zelaya detalló que beneficiará a pescadores de 65 años o más, y a pescadoras de 45 años o más, que cumplan requisitos vinculados al RPA de pescadores propiamente tales.

La entrega de este apoyo implicará una inversión aproximada de $600 millones. “Hemos pensado en los mayores, no necesariamente tercera edad. Por eso, hemos diseñado un bono, a partir de una encuesta. Recibirán aproximadamente $250 mil, que complementa todo lo que está haciendo el Gobierno en materia de previsión social”, subrayó.

La apertura del Registro Pesquero Artesanal (RPA) en la categoría de pescador propiamente tal, en tanto, permitirá la entrada de tripulantes artesanales a la actividad, en pesquerías que hoy están cerradas por encontrarse sanas, una acción que “posibilita renovar e ingresar más personas a este registro, que trabajarán legalmente en la pesca artesanal”.

De esta forma, se espera que aumente el número de personas habilitadas para operar como tripulantes artesanales, pero no la cantidad de embarcaciones que desarrollan tareas extractivas, lo que esperan que repercuta positivamente en la sustentabilidad de los recursos.

Zelaya, además, anticipó que en los próximos seis meses, el Gobierno inaugurará 10 plantas desalinizadoras que entregarán agua a diversas caletas de pescadores. Un acceso seguro al recurso ayudará a convertir a esos asentamientos en polos de desarrollo, al facilitar los negocios gastronómicos y turísticos, entre otros. Las instalaciones, que funcionan con energía solar, tendrán un costo de $600 millones.

Por último, el subsecretario adelantó que otra iniciativa se relaciona con la creación de la Escuela del Pescador, un programa permanente de capacitación gratuita para quienes se desempeñen en el sector pesquero artesanal. Las actividades se concretarán en caletas, regiones, direcciones zonales, eventos, talleres y de manera virtual.

Fuente: Emol

Comenta!