Guerra del erizo en ciernes: Pescadores de Aysén se oponen a las cuotas y a los buzos de Los Lagos

Pescadores de Aysén recurren a tribunales para frenar la votación sobre zonas contiguas y evitar el ingreso de trabajadores del mar de la región de Los Lagos en la denominada guerra del Erizo.

A través de un recurso de protección ingresado en el tribunal de alzada de Coyhaique, pretenden suspender una consulta a la que llamó la Subsecretaría de Pesca el 30 de abril, que tiene como objetivo lograr un «acuerdo de zonas contiguas» que permita a los buzos de Los Lagos realizar faenas extractivas del erizo en el litoral de la décimo primera región.

Cabe mencionar que en primera instancia el Comité Científico determinó que a Aysén le correspondían 8400 toneladas de este producto, pero la autoridad pesquera dictaminó 5.400.

Las votaciones están previstas desde ayer miércoles y hasta el viernes 7 de mayo.

El abogado Marcelo Castillo, representante del grupo de pescadores ayseninos pertenecientes a Cisnes y Guaitecas, sostuvo que la consulta vulnera los derechos de sus representados.

Sobre las toneladas de reparto del erizo Castillo sostuvo que es incomprensible tal determinación.

Daniel Caniullan, miembro del Comité bentónico y dirigente de los pueblos originarios, sostuvo que los pescadores y trabajadores del mar de Aysén están disconformes con estas medidas y acciones de la autoridad de pesca.

Asimismo, indicaron que la cuota propuesta dejará sin trabajo en poco tiempo a las familias que laboran este producto.

 

El acuerdo de zonas contiguas se mantuvo vigente hasta el año 2019, y en dos votaciones desarrolladas en los últimos años por los pescadores de la Región de Aysén, se rechazó el ingreso de la flota de Los Lagos.

Finalmente, hay una propuesta de la Subsecretaría de Pesca -que tendría una vigencia de dos años-, que busca  permitir el ingreso diario a la Región de Aysén de 300 buzos de la Región de Los Lagos, la creación de un Comité Macrozonal Bentónico birregional que administre los recursos pesqueros y el pago de una compensación de cerca de 700 millones de pesos, monto que sería repartido entre los pescadores artesanales ayseninos

Comenta!