Heroica acción de Carabineros, salvó la vida de un niño en Frutillar.

En un anónimo y oportuno acto propio de su vocación de servicio, un Suboficial de Carabineros de dotación del retén de Casma, dependiente de la Subcomisaria de Frutillar, salvó la vida de un niño de un año y siete meses de vida, quien sufrió un accidente doméstico, y tras la rápida llamada de auxilio de la abuela del menor y el oportuno actuar del funcionario de Carabineros, que realizó los primeros auxilios y trasladó en su vehículo particular al menor al hospital de Frutillar, se logró evitar una tragedia familiar.

Fue el prefecto subrogante de la prefectura de Carabineros Llanquihue, Teniente Coronel, Paulo Capetillo, quien destacó la acción del efectivo policial, indicando que el Suboficial de Carabineros, Javier Hopper, actuó conforme a su espíritu de vocación de servicio y compromiso con la comunidad.

El jefe subrogante de la Prefectura de Carabineros N°25 Llanquihue, agregó que muchas veces la población se entera sólo de las malas noticias de las instituciones, sin embargo hoy en día Carabineros de Chile, a lo largo de todo el territorio nacional, cumplen funciones particulares en sus ratos libres en ayuda a la comunidad.

Actualmente, el menor de un año y siete meses que salvó su vida por el heroico actuar del carabinero, se encuentra en su domicilio junto a sus padres en la comuna de Frutillar.

 

Commentarios