Hombre atacó con escopeta y hacha a ex pareja, al huir fue arrollado por un camión y murió

Dos casos de femicidios frustrados están siendo investigados en la Región de Ñuble: en las comunas de San Carlos y Chillán.

El primero ocurrió la madrugada de este miércoles al interior de la vivienda de la víctima, en la capital de la Provincia de Punilla, hasta llegó su ex pareja, Jaime Flores Montecinos, de 50 años.

El sujeto ingresó -presuntamente- al domicilio de la víctima portando una escopeta, que fue disparada sin provocar lesiones. Sin embargo, tras un forcejeo, el hombre tomó un hacha y golpeó con la parte no filosa a la mujer en la cabeza, causándole una herida grave.

En la vivienda se encontraban la madre y la hija de la mujer agredida, quienes llamaron a Carabineros. El agresor huyó.

El fiscal Rolando Canahuate, de la Fiscalía de San Carlos, señaló que, tras el hecho, “el hombre huyó hacia la Ruta 5 Sur, estacionando su vehículo a la altura del kilómetro 370, donde fue atropellado por un camión” y murió.

“Carabineros de la SIAT establecieron en su informe que el imputado por el femicidio frustrado se expuso al riesgo de accidente al cruzar la ruta por un lugar no habilitado”, por lo que se presume que pudo querer suicidarse, apuntó Canahuate.

Segundo caso en Chillán

En tanto, también esta madrugada, Carabineros de la Tenencia Chillán Oriente, dependiente de la Segunda Comisaría Chillán, detuvo a sujeto acusado de dejar a su pareja con lesiones de diversa consideración tras una discusión en contexto de violencia intrafamiliar.

De acuerdo a los antecedentes policiales, el imputado propinó a la víctima cortes con un cuchillo cocinero en el cuello, en el tórax y en una de sus manos.

El sujeto escapó, pero fue capturado a bordo de un bus en el terminal María Teresa de Chillán, portando un arma blanca entre sus vestimentas.

El individuo, de nacionalidad colombiana, se mantiene en situación irregular dentro de nuestro país.

En ambos casos, las víctimas se encuentran internadas sin riesgo vital, en los recintos hospitalarios de San Carlos y Chillán.

Comenta!