“Más mascarillas que medusas”: La pandemia de plástico que afecta a los ecosistemas marinos

Con el propósito de evitar la propagación del coronavirus en el mundo entero, los gobiernos internacionales han instado a sus habitantes al uso obligatorio de mascarillas, guantes y alcohol gel. Herramientas de protección que han aumentado la contaminación de océanos, donde termina un importante porcentaje de los residuos utilizados.

A lo anterior se les unen los desechos que provocan los delivery y restaurantes, como: Envases de plástico, bolas, cubiertos, vasos, etc. Objetos que se usan para evitar que, por una mala higiene, se pueda propagar el virus que ya ha provocado la muerte de más de 900 mil personas en el mundo.

Esta situación ha alarmado enormemente a los organizadores ambientalistas y científicos, quienes han destacado una creciente contaminación de nuestros océanos. “Pronto correremos el riesgo de tener más mascarillas que medusas”, dijo Laurent Lombard, fundador de la ONG francesa Opération Mer Propre.

Alarma ambiental

“Era predecible al ver la cantidad de máscaras y guantes tirados directamente a las alcantarillas”, publica la ONG en Facebook, junto a varias imágenes de los desechos anti-covid, bajo del mar.

“Ahora más que nunca tendremos que tomar medidas contra todas estas descortesías, desde la lata hasta la máscara porque quien arroja su lata también tira su máscara. Esto es solo el comienzo y si nada cambia se convertirá en un verdadero desastre ecológico y tal vez incluso para la salud”, escribió en la misma publicación.

La relocción de basura ha sido una labor que esta ONG realiza desde hace años. Sin embargo, en su búsqueda habitual existen desechos como latas, colillas de cigarrillos, etc. Esta vez, los buzos dieron con desechos anti covid que, con las semanas, se incrementan aún más.

Este tipo de “basura covid”, no solo se evidencia en el Mediterráneo, sino también, en todos los océanos del mundo. “Sabiendo eso, pronto correremos el riesgo de tener más mascarillas que medusas en el Mediterráneo”, escribió el buzo, junto a un video que mostraba mascarillas enredadas en las algas y guantes que flotaban cerca de la ciudad de Antibes.

Mascarillas en una bolsa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tirar las mascarillas en un contenedor de basura “adecuado” inmediatamente después de usarlas y no reutilizarlas.

“En los centros de salud, las mascarillas quirúrgicas deberían ser tratadas como desechos médicos (que normalmente se botan en contenedores rojos)”, le explica a BBC Mundo Ashley Baldwin, del departamento de comunicación de la OMS.

En lo que respecta a personas civiles, “deben desecharse en contenedores cerrados”, prosigue, sin mencionar cuántas veces debería utilizarse una mascarilla desechable.

Con respecto al mismo tema, Laurent Lombarddice que lo mejor es meterlas en una bolsa plástica antes de tirarlas en un bote de basura cerrado para evitar que los animales las abran o que el viento se las lleve a otro lugar y que terminen reposando en el océano, donde las especies marinas corren peligro.

“Puede parecer obvio, pero hay que decirlo: mucha gente deja las mascarillas en la calle, las tira en el piso, en lugar de meterlas en la basura. Luego, el viento se las lleva y frecuentemente terminan en un río y este las transporta al mar”, dice al medio británico.

Comenta!