Hoy se inicia oficialmente el Año Nuevo Chino.

El Año Nuevo Chino empieza oficialmente este jueves 12 de febrero y con él la celebración más larga e importante de ese calendario. Una festividad que dura 15 días y es el equivalente a combinar Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo. En 2021 decimos adiós al año de la rata y recibimos el año del buey.

Sin embargo, este el segundo Año Nuevo Chino que llega bajo la sombra del coronavirus. La que cada año es la migración más grande del mundo quedó en pausa. El gobierno de China pidió evitar los viajes no esenciales durante la festividad para prevenir un nuevo brote de COVID-19. Y eso implica que millones de personas dejarán de viajar a sus pueblos o ciudades natales para celebrar el Año Nuevo Chino.

Para muchos chinos que salieron de sus lugares de origen buscando oportunidades laborales en las grandes ciudades, esta la única oportunidad de ver a sus familias este año. Los padres que dejaron a sus hijos en las aldeas para poder trabajar pueden enfrentarse a otros 12 meses sin ellos. Para disuadir a las personas de viajar, la Comisión Nacional de Salud de China impuso nuevas medidas que exigen que las personas que regresan a áreas rurales entreguen una prueba negativa de COVID-19 tomada dentro de los 7 días anteriores y que pasen 14 días en «observación domiciliaria» a su llegada.

Pero, a pesar de la pandemia, ¿en qué consiste exactamente el Año Nuevo Chino? Aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre esta celebración que se extiende a muchos países de Asia.

En realidad, este no es su nombre oficial: en China, las festividades son conocidas como Festival de Primavera o Año Nuevo Lunar. Precisamente, comienzan con la segunda luna después del solsticio de invierno, una fecha que puede ir desde finales de enero hasta mediados de febrero en el calendario gregoriano. En este 2021 es el viernes 12 de febrero cuando comienza el año del buey.

Tampoco se festeja un solo día. Las celebraciones del Año Nuevo Chino empiezan en el primer día del primer mes lunar en el calendario chino y se extienden por 15 jornadas, cuando llega la luna llena. Es una época en que las usualmente las familias se reúnen y atraviesan largas distancias para poder llegar a casa a ver a sus seres queridos. Una tradición que el coronavirus ha amenazado durante dos años consecutivos. En el caso de muchos, esta es la única oportunidad del año que tienen de regresar a sus hogares y llevar bolsas de regalos.

El año pasado, la principal estación de tren de Beijing estuvo llena de viajeros antes del Año Nuevo Chino, debido a que las autoridades aún no habían anunciado que el coronavirus se transmitía de persona a persona. Tampoco se había admitido que estuviera extendiéndose fuera de Wuhan, el epicentro inicial del brote. Dos días antes del Año Nuevo Lunar, esta ciudad quedó bajo un confinamiento total. Sin embargo, millones de personas en Beijing ya habían viajado a sus lugares de origen antes de que la festividad comenzara. Lo que aceleró la propagación del virus.

Cada uno de los 15 días que compone la celebración tiene sus propias tradiciones. En la víspera del Año Nuevo Chino, por ejemplo, las familias se reúnen para cenar juntas. También está la costumbre de quedarse en casa para recibir la buena fortuna o visitar a los suegros. Además se entrega dinero en un sobre de color rojo, llamado “hong bao” a niños y adultos sin pareja. En los últimos años, el regalo ha migrado hacia lo digital.

La tradición de lanzar fuegos artificiales proviene de la costumbre de encender tallos de bambú para alejar a los malos espíritus, como el monstruo mitad dragón, mitad león “Nian”, que según la leyenda sale de su escondite en el Año Nuevo Lunar para atacar personas. Pero sus oídos son su debilidad, así que en tiempo antiguos la gente prendía fuego a tallos de bambú para asustarlo. Con el tiempo esto derivó en los fuegos artificiales.

Y el Año Nuevo Lunar termina con el Festival de las Linternas, celebrado de noche con desfiles y exhibiciones de linternas decoradas. El principal evento de esta jornada es la Danza del Dragón: hermosos dragones hechos de papel, seda y bambú son sostenidos sobre las cabezas y parece que bailaran durante el desfile.

Sin embargo, es probable que gran parte de las tradiciones se realicen de manera virtual –o incluso se suspendan– mientras la pandemia de coronavirus continúa. Debido a esto, algunos sitios turísticos ofrecen entrada gratuita para aquellos que se ven obligados a pasar las festividades lejos de sus familias. También, empresas lanzaron herramientas para que las personas tengan un «año nuevo lunar en la nube», y proporcionaron de todo, desde mercados virtuales hasta herramientas de conferencias para cenas de reunión en línea.

Comenta!