La figura de San Alberto Hurtado en la formación de los jóvenes

72

El 18 de agosto de 1994 el congreso nacional instauró el día de la solidaridad en Chile en memoria del Padre Hurtado. Hoy, se cumplen 70 años desde su fallecimiento y es recordado como uno de los personajes emblemáticos de la lucha por la justicia social y dignidad de las personas.

A raíz del incansable esfuerzo del Padre Alberto Hurtado Cruchaga por contribuir a una sociedad justa y solidaria, las personas más desfavorecidas, como niños y niñas, y adultos mayores, fueron visibilizadas ante la sociedad, mostrando que no sólo son un número, sino que tienen nombres, rostros y una historia de vida.

Este sacerdote jesuita que, en pleno Siglo XX, hizo frente a las desigualdades existentes en el país, entregó su vida por completo a los más desfavorecidos. De él se rescata la frase como: “El cristianismo es más que una doctrina de vida, una actitud total del hombre”, una frase que resume la manera en que vivió San Alberto Hurtado. Su amor ferviente por Dios, le llevó además a fundar el Hogar de Cristo, con el objetivo de dar comida y alojamiento a los más pobres y excluidos de la sociedad.

Esto, hace mucho sentido con la Encíclica ‘Fratelli Tutti’, en la que el Papa Francisco explica que la solidaridad “es pensar y actuar en términos de comunidad”.

Desde una mirada académica y cómo docente de la Carrera de Servicio Social y Técnico en Trabajo Social del Instituto Profesional Santo Tomás Osorno, es necesario reflexionar cómo este concepto y espíritu de la Solidaridad, le debe ser entregado a las y los estudiantes. Desde este rol, se busca formar profesionales con un alto estándar ético, comprometido con la transformación de las personas y entre las personas, promoviendo que la gente cuide de los demás, comprometiendo a las personas a respetar los derechos de los demás y fortaleciendo la solidaridad, el respeto y la inclusión; y que el amor esté presente dentro de una familia, una comunidad y la sociedad.

El Tema Sello -que anualmente promueve nuestra institución- es una instancia reflexiva que busca potenciar entre los estudiantes los siguientes cinco valores institucionales: Respeto e Inclusión; Amor a la verdad; Pensamiento crítico; Excelencia y Esfuerzo; y Fraternidad y Solidaridad), y este año promovemos fuertemente Fraternidad y Solidaridad bajo la figura y obra social del Padre San Alberto Hurtado, ideología muy valorada por nuestra comunidad tomasina.

Por Erwin Moreira Silva

Docente Servicio Social

IP-CFT Santo Tomás Osorno

 

Comenta!