La región de Los Lagos aumentó en tres años un 68,7% la superficie de cultivos frutales

327

Tras seis meses de trabajo de campo encuestando a productores y empresas del rubro, se dieron a conocer los resultados del Catastro Frutícola Los Lagos 2019, estudio que realiza cada tres años, el Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, ODEPA, ambos pertenecientes al Ministerio de Agricultura.
El material es una completa radiografía sobre el desarrollo de la fruticultura y los cultivos, con datos sobre las diferentes especies y variedades, la superficie de frutales por método de riego, la producción y su destino, además de información sobre la capacidad instalada de infraestructura y agroindustria en la región.
El Seremi de Agricultura, Juan Vicente Barrientos, destacó el aumento explosivo que está registrando el sector frutícola en el territorio con una región que diversifica, que se adapta e incorpora nuevas variedades, crece y aporta a la economía regional

En esta edición, se pudo observar un aumento de 1.047 nuevas hectáreas, es decir, un incremento de 68,7% con respecto al año 2016. El arándano americano y el avellano europeo siguen siendo las especies con mayor superficie, sumando entre las dos especies 1.861 hectáreas. En el caso del avellano, el incremento fue de 185,9%, mientras que el cerezo lo hizo en un 1089%. Barcelona fue la variedad más utilizada en avellanos. En el caso del cerezo lideró la variedad Regina
Paralelamente, la zarzaparrilla roja y la frambuesa disminuyeron su superficie, presentando una caída del 72% y 67% respectivamente.
Es importante recalcar que para este catastro se consideraron plantaciones frutales de un tamaño igual o superior 0,5 hectáreas.
En cuanto al método de riego empleado, de las 2.571 ha plantadas en la región de Los Lagos, 317 ha corresponden a secano. El 95,3% de las plantaciones restantes son regadas a través de goteo.
Junto con la región de Los Lagos, este 2019 se actualizaron los datos en Arica y Parinacota, Tarapacá, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Aysén. A nivel nacional la gran revelación fue el crecimiento del cerezo que solo en el Maule aumentó un 58,6%, es decir, cerca de 6.525 ha. En general, la superficie frutal plantada en las 9 regiones donde se realizó el estudio creció un 21,5% entre el año 2016 y 2019, alcanzando las 118.839 hectáreas.

Comenta!