Colo Colo rescató apenas un mediocre empate ante Monagas por la Libertadores

92

El fútbol chileno es una lágrima. Ni siquiera el actual campeón de Primera División logra honrar el sitial logrado el año pasado. Y más encima, ahora depende de otros para pasar a segunda ronda de la Copa Libertadores, ya que los albos solamente empataron a un gol ante el débil Monagas.

Lo de Colo Colo es sencillamente vergonzoso. Hasta antes del encuentro, los de Macul tenían un registro de 18 triunfos en igual número de partidos ante elencos venezolanos. Pero, durante la previa, los mismos jugadores evitaban hablar de esa estadística, en una suerte de contramufa o miedo, que no es más que una excusa barata de solo ignorancia, producto de la burbuja en la que viven el día a día. No se informan, no leen. Solo juegan. No saben lo que representan como institución y menos del poco prestigio que le queda al balompié nacional.

En lo netamente futbolístico, el primer tiempo tuvo bien poco que rescatar, salvo un tacazo de Bolados que fue desviado al córner por el portero local.

Y durante la segunda mitad, sumado a los cambios dipuestos por Gustavo Quinteros, hubo dominio albo en la mayoría del tiempo, pero siempre con escaso poder de gol. La sorpresa llegó desde la cabeza de Rubén Ramírez, a los 62′. Un equipo que viene de cuatro derrotas consecutivas en su liga local, se redime ante el campeón chileno. Increíble.

Colo Colo siguió machacando el arco rival con más empuje que fútbol y Bolados puso el empate a los 86′. Benegas tuvo el 2 a 1, a los 90′, pero dejó muy demostrado por qué es suplente.

Al final, un nuevo error defensivo de Maximiliano Falcón, obligó a una salida intempestiva del “Tuto” De Paul, el cual terminó en falta y roja directa. Y de golpe, volvió a jugar Brayan Cortés bajo los tres tubos del Popular.

En fin, un punto rescatado solamente porque Monagas no fue más que el gol, pero es impresentable el nivel de Colo Colo y la desidia de sus jugadores. Obliga a reflexionar desde la médula, sobre el ambiente, el nivel, las enseñanzas propias desde cadetes, respecto a lo que es el fútbol chileno, en la actualidad.

Comenta!