Marta Herrera no presentó la renuncia solicitada, pero Ángel Valencia igualmente la removió

23

La directora de la Unidad Especializada Anticorrupción y Jurídica, Marta Herrera, no renunció al Ministerio Público pese a la petición de dejar el cargo vacante del fiscal nacional Ángel Valencia.

Tras su llegada al cargo, Valencia encomendó a todos los jefes de unidad del Ministerio Público, entre ellos, a Herrera -quien fuera también excandidata del Gobierno para presidir la Fiscalía y cuyo nombramiento se cayó posteriormente en el Senado- a dejar sus puestos, en una definición que tiene como finalidad reestructurar la cúpula del organismo.

El martes Valencia efectuó la petición formal de abandonar el cargo y así se inició el plazo de 48 horas para concretarlo, ya que de lo contrario este se declararía vacante, según lo dispuesto en el artículo 81 de la ley órganica del organismo al tratarse de puestos de “exclusiva confianza”.

Herrera optó por negarse a la renuncia y la máxima autoridad del Ministerio Público decidió reemplazarla por el jefe subrogante de la unidad, Roberto Morales, quien hasta ahora cumplía labores de subdirector, según consignó El Mercurio.

La situación de Herrera es la única cuya salida se podría materializar de forma inmediata, porque en el caso de quienes sí presentaron la renuncia tras ser solicitada, corre un plazo de dos meses para que ella se materialice.

Existen dudas sobre el carácter de “exclusiva confianza” en el puesto de Herrera, y aunque en la Fiscalía Nacional se manejan documentos que probarían que sí lo sería, en particular respecto del término de contrato, desde el entorno de Herrera aseguran que existen informes elaborados por abogados de la Unidad Especializada Anticorrupción y Jurídica que plantean lo contrario, e incluso no descartarían un proceso laboral para encontrar una salida a esta situación.

Fuente: Cooperativa

Comenta!