Máximo 20 personas y sin fotos ni flores: Los solitarios funerales de los muertos por COVID-19

1499

La muerte de un ser querido siempre es una experiencia devastadora. Sin embargo, y pese al dolor que produce la pérdida, los deudos deben cumplir con formalidades legales, procesos muchas veces complejos y que generan aún más angustia en estos tiempos de coronavirus.

Esto porque ahora, a causa de la pandemia, autopsias, velorios, funerales y homenajes deben llevarse a cabo bajo estrictos protocolos y restricciones.

Al igual que en todas las empresas del rubro, en la Funeraria Azocar, que tiene 96 años prestando servicios en el país, han debido obligadamente, por resolución sanitaria, adaptar su forma de trabajar. Pero no sólo han seguido al pie de la letra lo que determina la autoridad, ellos, por iniciativa propia, también han implementado medidas para proteger a sus trabajadores y a los deudos.

El subgerente general de Azocar, Juan Reyes, nos explica que la autoridad sanitaria les envió un instructivo sobre cómo se deben realizar los servicios fúnebres de personas fallecidas por COVID-19. Lo primero a tener en cuenta son los elementos de seguridad para el resguardo de los trabajadores mortuorios. Estos deben contar con trajes impermeables, guantes, mascarillas, antiparras y cubre calzado.

Reyes indica que todos son “productos desechables y que tienen un protocolo súper riguroso donde se ocupan todos estos elementos, luego se colocan en una bolsa y luego te deshaces automáticamente de ellos en lugares que están establecidos en los centros hospitalarios. Además, en particular, nosotros sellamos las urnas soldándolas, de esta manera quedan herméticamente sellada” .

Asimismo, recalca que además las empresas funerarias han debido generar nuevos espacios, con acceso controlado, dentro de sus recintos para eliminar cualquier material que pudiera haber tenido contacto con un fallecido por coronavirus.

Respecto a las ceremonias y velorios, en caso de que la persona haya fallecido por coronavirus, en la Funeraria Azocar explican que “nosotros hemos atendido algunos, y en esos casos se van directo desde donde se retira el cuerpo (centro hospitalario) a la ceremonia de sepultación o en otros casos al crematorio”.