Medio Oriente y Norte de África: nuevos mercados para la agricultura chilena

El comercio exterior ha sido y es el motor de la agricultura nacional, estrategia que también ha sido aplicada por otros países competidores de Chile que hoy en día ingresan a los mismos mercados, acotando los espacios de crecimiento. Si bien, nuestro país cuenta con ventajas comparativas, es necesario continuar la búsqueda de nuevos mercados para ampliar el abanico de posibilidades hacia lugares aún no explorados.
La zona de Medio Oriente y Norte de África (MENA, por su nombre en inglés Middle East and North Africa) es una de las menos desarrolladas en el comercio exterior nacional. Diversos factores influyen en este hecho: gran participación de Chile en mercados más desarrollados y consolidados, desconocimiento sobre el funcionamiento de estos nuevos mercados y la ausencia de marcos regulatorios que faciliten el acercamiento, por mencionar algunos ejemplos. Al mismo tiempo, los mercados tradicionales representan seguridad, certeza y una relación de larga data. No obstante, frente a un escenario mundial dinámico y cambiante, es necesario explorar nuevas fronteras.
La región MENA es una de las mayores zonas importadoras de alimentos en el mundo, tienen una población importante y se caracterizan por incluir países principalmente árabes. Varios de ellos se posicionan entre las naciones más ricas del mundo y ofrecen interesantes oportunidades para la agricultura chilena. En este artículo, se presentan las principales características de los principales mercados de la región, basándose en el potencial que representan para Chile. Los países abordados en esta publicación son: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos, Egipto e Israel.

Comenta!