No más de 150 personas participaron del Te Deum católico.

380

Otra vez de mostró una iglesia dividida, mientras al interior de la Catedral San Mateo de Osorno, se desarrollaba con solemnidad  la tradicional misa de Fiestas Patrias, la otra cara de la moneda se vivía en las afueras de la Iglesia, con un grupo de al menos cien personas que se manifestaba contra el Obispo de la diócesis, Juan Barros Madrid, pidiendo su renuncia.

La misa duró alrededor de 45 minutos, a la que asistió en Gobernador de Osorno Gustavo Salvo, el alcalde de la comuna Jaime Bertín, el diputado Javier Hernández, el Prefecto de Carabineros, el Comandante del Ejército de Chile y otras autoridades.

El mensaje de Juan Barros estuvo marcado por su llamado a la paz social y a la unidad del país, ante las diversas adversidades que suceden hoy en Chile. Y a la necesidad de recordar la historia con respeto y anteponerla como un ejemplo de vida.

Una vez terminada la misa, los manifestantes gritaban consignas y reprochaban a quienes salían de la catedral San Mateo.

Commentarios

commentarios