Nueva Constitución: Presidente de Transparencia valora estándares, pero ve «nidos para la corrupción»

65

El presidente del Consejo para la Transparencia, Francisco Leturia, valoró en Cooperativa los avances que la propuesta de nueva Constitución realiza en este ámbito, pero advirtió que los nuevos actores y organismos que establece el texto abren «posibilidades de corrupción y falta a la probidad».

En conversación con El Diario de Cooperativa, el líder del organismo señaló que «los estándares de transparencia están bien, se hace un buen tratamiento de ellos», afirmando que eso se repite en cuanto a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Sin embargo, Leturia sostuvo que la estructura de administración del Estado que se propone «es altamente compleja» y podría «generar problemas», debido a los nuevos actores y las figuras regionales y comunales autónomas.

Lo anterior, ya que «mientras más intersticios haya, es más difícil de fiscalizar, requiere más recursos, requiere más gente, y podrían generarse algunas situaciones o nidos para la corrupción».

«El diseño por parte de transparencia es bueno, pero los recovecos que tiene va a abrir más posibilidades de corrupción y faltas a la probidad», dijo el abogado, agregando que para evitar estas situaciones se requerirá «un trabajo mucho más exigente por parte Contraloría y el Consejo para la Transparencia».

TEST DROGA A PARLAMENTARIOS «NO VA A SERVIR PARA NADA»

Francisco Leturia también comentó la modificación al reglamento de la Cámara de Diputados y Diputadas, que obligará a los parlamentarios a someterse a exámenes de control de consumo de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

«Nosotros estamos a favor de cualquier cosa que mejore los estándares de probidad y la dignidad y buen desempeño de los cargos, pero lo que está haciendo el Congreso no lo está haciendo bien», aseguró.

Según consideró, «parece algo muy sonoro, muy vistoso», pero al mirarlo desde el punto de vista técnico «uno dice ‘esto es pura música y no va a servir para nada'».

De esta forma, argumentó que la medida debió realizarse «por la vía legal» y no por reglamento, ya que en esas circunstancias «un test obligatorio no es obligatorio». También cuestionó que los parlamentarios pueden optar por realizarse la prueba personalmente.

Además dijo que si se realiza un test de pelo para verificar el consumo, estos «dejan fuera la mayoría de las drogas que existen» y que «se va a perseguir la dependencia de algunas sustancias, dejando fuera el tabaco y, desgraciadamente, el alcohol».

«Lo más grave es que la dependencia no la puede determinar un test, que determina consumo y eventualmente abuso, pero la dependencia es una categoría psiquiátrica, y en el reglamento que están proponiendo no participa ningún médico», explicó, enfatizando que «hacer un procedimiento de este tipo sin consultar a un médico me parece un poquito irresponsable».

Fuente: Cooperativa

Comenta!