ODEPA: Revela baja en producción de carne bovina.

Al comparar la producción de carne bovina durante los primeros siete meses del año, con respecto al mismo período de 2020, se observa un descenso de cerca de 4.505 toneladas, lo que equivale a 3,4% menos de carne faenada. Dentro de los vacunos, la categoría novillo registra una disminución de 7,4% en su producción en el período enero – julio y corresponde a la categoría que aporta 49% del total de la carne faenada. Por su parte, el beneficio de vacas se mantiene con variaciones levemente positivas en el acumulado anual, con cifras de 0,4%. En el caso de las vaquillas el beneficio se sitúa en -2,5%.

El peso promedio por categoría en el mes de julio fue de 245 kg/vara, 6,2% inferior a 2020. Lo que indica una faena de animales más livianos producto de menor disponibilidad de pasto en la sur y los altos precios del ganado en feria.

En lo que respecta a precios promedio de ganado en términos reales en la feria, todas las categorías mantienen la tendencia al alza con respecto a enero- agosto de 2020; para el novillo gordo y engorda se observan un aumento de 41% y 42%, respectivamente. Para el ternero se registra un escenario similar, donde al alza es de 40%. La vaca gorda el alza es inferior al resto de las categorías, registrando una variación de 32,5%.

Al observar las cifras de comercio exterior, vemos que las exportaciones de carne bovina continúan con variaciones negativas en el acumulado hasta agosto de 2021, con una contracción de 30%. De esta forma se totalizan 11.693 toneladas enviadas en lo que va de año.

Las importaciones de carne bovina al mes de agosto alcanzan 185.747 toneladas, 44,7% más que el igual período del año anterior. Agosto es el mes en que tradicionalmente las importaciones son más altas, este año se importaron 31.147 toneladas, 41% más de carne de vacuno que en el mismo mes de 2020 y 12% más que julio 2021. Sin embargo, hay que esperar a revisar las cifras de septiembre, dado que el paro de camioneros en Paraguay pudo haber retrasado el envío normal de las compras para las Fiestas Patrias.

En el mercado internacional existe mucha expectación respecto a los dos casos de encefalopatía espongiforme bovina. De acuerdo, a lo informado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa) de Brasil a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), los casos ocurridos recientemente se tratarían de la variante atípica del prion, cuya aparición se cree que es espontánea y no estaría vinculada a una falla o falta de medidas de control, por lo cual no está afectado el estatus sanitario internacional.

La auto suspensión de las exportaciones a China regirá en tanto se remita la información pertinente y es el mismo procedimiento que se realizó en 2019, ante la ocurrencia de un caso atípico de la misma enfermedad en Brasil. Entonces, la medida transitoria fue levantada en menos de dos semanas. Hasta el cierre de este boletín las exportaciones siguen suspendidas.

Comenta!