Oliva acusa «aprovechamiento político» por reportaje y Boric recalca gravedad de denuncia

527

La ex candidata a gobernadora por la Región Metropolitana Karina Oliva (Comunes) se defendió de las críticas que generó la revelación de que siete correligionarios que la asesoraron presentaron boletas que suman 137 millones de pesos en la rendición ante el Servicio Electoral por sus labores en la campaña.

La información fue publicada esta tarde por el Centro de Investigación Periodística (Ciper), en un reportaje que comparó los montos de esas boletas con prestaciones similares y encuentra que solo son parecidas a montos de asesorías en la campaña presidencial de 2017.

«Tengo muy claro que a las personas poderosas de este país les incomoda que una mujer como yo haya crecido políticamente sin pedirles nada», afirmó la frenteamplista, quien ahora postula al Senado, en un extenso comunicado público que difundió en sus redes sociales.

La versión de Oliva llegó apenas unos minutos después de que la diputada Claudia Mix, también militante de Comunes, anunciara la presentación de una denuncia ante el Tribunal Supremo del partido «para que se investiguen a todas las personas involucradas en los hechos relacionados con la rendición de la campaña a gobernadora».

Entre los gastos también se cuentan facturas por un total de 128 millones de pesos a nombre de Criteria Research y otros 120 millones de pesos para Chile Movilizado, centro de estudios ligado a Comunes.

La declaración de gastos de la primera vuelta de Oliva, quien ahora postula al Senado, fue aprobada por el Servel el 8 de octubre e incluye un gasto total de 590 millones de pesos. De esos, 409 millones los reembolsa el Servel con recursos públicos, que van a pagar 125 millones de un crédito en BancoEstado y otros 284 millones para cubrir las boletas y facturas que no fueron pagadas.

¿QUÉ DICE OLIVA?

En el primer punto de sus descargos, la ex candidata a gobernadora afirmó que el Servel resolvió que las cuentas de ingresos y gastos de primera vuelta «tanto de Comunes como mías fueron aprobadas, no teniendo por rechazado ningún gasto declarado».

A renglón seguido, Oliva declaró que es «absolutamente falsa» la «premisa de que mi campaña sería la más cara de la Gobernación Regional y que los montos cobrados también son los más altos», pese a que la revisión de Ciper, elaborada con base en el archivo del Servel, sólo estableció que Oliva contó con el equipo mejor pagado de todos los candidatos que compitieron para la Gobernación Metropolitana y nunca menciona que haya sido la campaña más costosa.

Luego, sostiene que «la manera de financiar nuestra campaña contempla dos dimensiones: el pago de servicios que alcanzaban a costearse con el crédito de 125 millones de pesos que solicité al Banco de Estado, muy menor al que le aprobaron a Catalina Parot ($715.000.000) y Claudio Orrego ($350.000.000). Y el endeudamiento que nos permite realizar el pago con el reembolso que podíamos recibir por parte del SERVEL».

En ese sentido, Oliva explica que los siete colaboradores son todos militantes de Comunes porque, ante la falta de financiamiento, fue difícil encontrar personas dispuestas a esperar cerca de ocho meses para recibir su pago.»Salvo una agencia comunicacional, nadie más estuvo disponible a esperar ese tiempo», argumentó.

Contrario a lo que publica Ciper, la militante de Comunes aseguró que el equipo de asesores «prestó servicios durante 6 meses por un monto de $2.500.000 mensuales», incluido su ex jefe de campaña, y que «cada rendición fue acompañada por informes al SERVEL que muestra cada uno de los servicios y trabajos desarrollados».

«Esto nos permitió sostener la campaña durante 6 meses, sin contar durante ese tiempo con los recursos para realizar dichos pagos de manera inmediata. Tal como es de conocimiento público el reembolso demora alrededor de 8 meses si es aprobado y cumple con todos los aspectos legales que exige la ley y que nosotros cumplimos», añadió.

«APROVECHAMIENTO POLÍTICO» 

«Lamento mucho la confusión que se ha generado, también que se pretenda desinformar a la ciudadanía con prácticas tan mezquinas, y espero que ésta declaración sirva para terminar con el aprovechamiento político de algunos hacia mi persona y hacia compañeros y compañeras que se pusieron a disposición de este proyecto, que por cierto, no se detendrá», dice Oliva casi al cierre de la declaración.

Finalmente, manifestó su «disponibilidad para seguir transparentando todo lo que sea necesario, como siempre lo hemos hecho, pues nos parece fundamental que se haga una buena política y se deje de lado cualquier aprovechamiento».

BORIC: DENUNCIA «DEBE SER ACLARADA EN TODAS LAS INSTANCIAS»

El candidato presidencial de Apruebo Dignidad (Frente Amplio-Partido Comunista), Gabriel Boric, uno de los grandes favoritos de cara a las elecciones de este domingo, enfatizó en su cuenta de Twitter que la «denuncia de Ciper sobre campaña de Karina Oliva es grave y debe ser aclarada en todas las instancias que corresponda».

«Nuestro proyecto de cambios se funda precisamente en no repetir las prácticas que desprestigiaron y vaciaron de sentido la política y jamás en defensas corporativas», añadió el también diputado de Convergencia Social.

Fuente: Cooperativa

Comenta!