PDI identificó a 14 nuevos sospechosos de ataques al Metro de Santiago

La Policía de Investigaciones informó que ya tiene a otras 14 personas identificadas como sospechosas de haber provocado destrozos en las estaciones del Metro de Santiago ocurridas al inicio de la crisis social desde el 18 de octubre, y planteó que hay indicios de “organización previa”.

El jefe subrogante de la Brigada de Investigaciones Policiales (BIPE), comisario Juan Pablo Pardo, confirmó a La Tercera que “son 14 personas más las que ya fueron informadas al Ministerio Público”.

“Cuando identificamos y reunimos los medios de pruebas correspondientes, informamos de inmediato a la Fiscalía. Es determinación de la Fiscalía analizar y determinar el posterior curso de acción”, explicó.

Estos, en caso de ser arrestados, se sumarían a los seis sospechosos que ya han sido detenidos y formalizados, acusados desde destrozos en las estaciones San Joaquín y Las Parcelas hasta incluso participación en ataques incendiarios en las estaciones PedreroLa Granja y Del Sol, todos los cuales permanecen en prisión preventiva o internación provisoria.

Hallazgos apuntan a “organización previa”, pero sin “tecnología de punta”

En cuanto a las hipótesis que manejan, el comisario confirmó que “tenemos establecido que existió una organización previa“, ya que, sostuvo, la investigación ha determinado que “personas (seguidores) de clubes deportivos llegaron a la estación Pedrero y estudiantes llegaron a otras estaciones del Metro, plenamente organizados”.

Aquello provocó, planteó, que “después de que ellos llamaran a evadir el Metro, se produjera el vandalismo de las estaciones, dejándolas inutilizables: algunas, inclusive, quedaron con sus medidas de seguridad vulneradas y posteriormente aparecieron incendiadas”.

Eso sí, precisó que “lo que tenemos establecidos es que hay una planificación previa para evadir y dañar el Metro”, pero “de ahí a la planificación para incendiarlo, eso está en investigación“.

La semana pasada el Presidente Sebastián Piñera aseguró que desde el inicio de la crisis “se desató una ola de violencia sistemática, profesional, organizada con tecnología punta que buscaba destruirlo todo”.

Sin embargo, la indagatoria de la PDI apunta a una “organización básica” de los responsables en los casos de ataques al Metro, puesto que se usaron “elementos básicos” como, por ejemplo, un basurero incendiado en el Metro Cumming, o una botella con líquido combustible en Pedrero.

Asimismo, los hallazgos actuales sólo apuntan a chilenos, y a que no hay vínculos entre los detenidos y los sospechosos identificados, salvo en el caso de que dos formalizados por daños en la estación Pedrero son parientes: un nuevo imputado, Daniel Morales (35), arrestado el viernes, es familiar del adolescente que está en internación provisoria acusado del ataque incendiario en el mismo lugar, quienes son presuntos integrantes de la Garra Blanca e incluso intercambiaron mensajes por Whatsapp antes del ataque, según expuso la Fiscalía en tribunales.

Comenta!