Primera planta desalinizadora en la región solucionó déficit hídrico para familias campesinas en Isla Imerquiña

Una iniciativa anhelada hace mucho tiempo, que incluye también estanques acumuladores de agua lluvia, y que permitirá solucionar la falta del vital elemento a raíz del déficit hídrico y cuya inversión total superó los $50 millones de pesos.

En la oportunidad, las familias campesinas fueron acompañadas por autoridades regionales y provinciales, encabezadas por el Intendente Harry Jürgensen, el Director Regional de INDAP, Carlos Gómez, el Gobernador de Palena, Osvaldo Oelckers, el presidente del Consejo Regional, Fernando Hernández  y la Alcaldesa de la Comuna de Chaitén, Clara Lazcano, entre otros personeros.

Al respecto, el director regional de INDAP, Carlos Gómez, destacó como histórico el hecho de poder estar entregando la primera planta desalinizadora de agua mar en la región, potenciando así la agricultura familiar campesina en esta parte insular del territorio.

Por su parte, la alcaldesa de Chaitén Clara Lazcano, destacó el hecho de que en uno de los sectores más apartados de la comuna, como lo es el archipiélago de Desertores y con un déficit hídrico tan permanente a lo largo de la historia, se llegue con una solución definitiva para acceder al agua.

Cabe decir que este proyecto piloto incorporó dos tipos de soluciones al problema del déficit hídrico: la instalación de estanques acumuladores de aguas lluvia y el establecimiento de una planta desalinizadora. Con los acumuladores de aguas lluvia, de 25 mil litros cada uno, se obtendrá agua para bebida animal, y para riego, especialmente en los invernaderos y pequeños huertos y por su parte, con el agua desalinizada, se pretende fomentar el uso individual y asociativo, generando una propuesta de negocio que involucre a futuro una sala de proceso y venta de hortalizas, frutos menores de recolección y productos del mar.

Comenta!