Sebastián Piñera en su última cadena nacional como Presidente: «Una casa dividida no puede prevalecer»

135

A un día y medio de que ponga fin a su segundo mandato no consecutivo y le ceda el testigo al ex líder estudiantil y aún diputado Gabriel Boric, Sebastián Piñera ofreció este miércoles, a las 21.30 horas, su último discurso en cadena nacional como Presidente de la República, ocasión en la que hizo un balance de los «éxitos, fracasos, penas y alegrías» que vivió el país en los últimos cuatro años.

El estallido social, la gestión de la pandemia, la crisis económica y la discusión de una nueva Constituciónfueron algunos temas que trató desde el Palacio de La Moneda el Mandatario saliente, que dejará el cargo este viernes 11 de marzo.

«A nuestro Gobierno le quedan dos días de mandato, pero a Chile y los más jóvenes, les queda toda una vida por delante. Los países no se construyen de un día para otro. Cada generación construye sobre la obra de quiénes le antecedieron, y también pasa la posta a quienes asumen el relevo del futuro», reflexionó Piñera al comenzar su intervención.

En ese sentido, el Presidente señaló que, si bien «gobernar nunca ha sido fácil», a su Administración le tocó «especialmente difícil». «Tuvimos que convivir con el rostro de la adversidad», afirmó, poniendo como ejemplo el estallido social de octubre de 2019, la pandemia del Covid-19, la recesión económica y la megasequía.

«Todas estas crisis significaron muchas privaciones, dolores y angustias para las familias chilenas, y comprometieron toda nuestra voluntad y nuestro esfuerzo por llevar ayuda y alivio», afirmó.

ESTALLIDO SOCIAL Y ACUERDO DEL 15-N

Sobre el estallido que comenzó el 18 de octubre de 2019, la crisis política y social más grave de los últimos 30 años que dejó a su Gobierno sin capacidad de maniobra, Piñera indicó que «la ola de violencia dejó muchos heridos y lesionados, pero lo más doloroso fue la pérdida de vidas humanas. Esta violencia la enfrentamos con todos los instrumentos del Estado de Derecho, incluyendo el Estado de Excepción Constitucional, buscando siempre, siempre compatibilizar el orden público y la seguridad ciudadana con el respeto a las libertades y los derechos humanos de todos».

Con un saldo de miles de heridos, cientos de traumas oculares y decenas de muertos, el jefe de Estado admitió que, «en ese tiempo, no contábamos con Fuerzas de Orden con la preparación y contingente adecuado y necesario para la magnitud de esta grave y sorpresiva violencia. Y, además, con el paso de los días quedó en evidencia la histórica fragilidad del Estado en materia de inteligencia».

Concebido como una válvula de escape para la crisis social, Piñera relevó el acuerdo alcanzado la madrugada del 15 de noviembre de 2019, que estableció las bases para el plebiscito constitucional de 2020 y consiguiente redacción de una nueva Carta Fundamental para Chile.

«La crisis política la encauzamos dentro del marco de la Constitución y el Estado de Derecho, a través de un amplio acuerdo de los parlamentarios desde Chile Vamos hasta el Frente Amplio, a través de una reforma constitucional que aprobó una amplia mayoría del Congreso y a través de un plebiscito que fue aprobado por una gran mayoría de ciudadanos», indicó.

«Siempre rechazamos y combatimos los caminos de la violencia, el anarquismo y el caos que algunos intentaban imponer; y, en cambio, siempre buscamos el camino del diálogo, la colaboración y los acuerdos», agregó.

CRISIS ECONÓMICA

Respecto de la crisis económica que derivó del estallido social y la pandemia del Covid, Piñera sostuvo que «la recesión económica la asumimos buscando siempre proteger los empleos de los trabajadores, los ingresos de las familias y la sobrevivencia y desarrollo de las Pymes».

En esa línea, destacó la creación de la Red de Protección Social, que sumó 17 millones de chilenos y a un millón de pequeñas y medianas empresas, pero también hizo una autocrítica: «Estamos conscientes de la crítica, de no haber podido llegar a todos y a tiempo y, por supuesto, sentimos y lamentamos las dificultades que vivieron tantas familias chilenas».

Complementó que «la magnitud de la crisis económica y social requirió una profunda reestructuración y planificación por parte del Gobierno. Quiero recordar que en esos tiempos nadie sabía cuánto iba a durar la pandemia que, además, ya lleva más de dos años».

 

Fuente: Cooperativa.cl

Comenta!