Superintendente de Pensiones: Un sistema de reparto es absolutamente inviable en Chile

Ad portas del debate de la nueva Constitución, donde se prevé que el sistema de pensiones estará entre los principales asuntos a tratar, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, planteó que un modelo de reparto es «inviable» debido al envejecimiento que se prevé para la pirámide poblacional de Chile.

En entrevista con La Tercera, el jefe del regulador estimó que «los constituyentes van a jugar un rol clave en definir los ejes que podrá tener un sistema de pensiones; la Constitución no puede definir el sistema de pensiones, pero sí va a definir fundamentos importantes en los que va a estar basado el sistema previsional».

«El debate democrático de los representantes electos por las personas es el correcto para llegar al diseño de un nuevo sistema», para lo cual «el diálogo es fundamental y legítimamente todas las opiniones se discutirán», pero, expuso, «hoy en día no hay demasiadas orillas abiertas en el debate previsional en el mundo, y los sistemas de pensiones están en crisis por razones muy simples: porque la gente vive mucho más que antes y, por otra parte, la tasa de natalidad ha disminuido».

Enfatizó que «estos son fenómenos mundiales y que a Chile le han afectado particularmente», explicando que nuestro país «tiene aproximadamente cinco trabajadores activos por cada trabajador pasivo, pero en pocos años más, Chile va a llegar a la proporción 2 a 1, es decir, su población va a ser mucho más anciana».

Por ello, remarcó, «un sistema de reparto no funciona en Chile, es absolutamente inviable; no pueden dos trabajadores activos financiar la pensión de un jubilado, tendrían que imponer el 50% de su sueldo aproximadamente: eso es imposible, por lo tanto, un sistema de reparto no es viable para Chile, y los países que lo tienen, lo combinan con sistemas de capitalización individual, apoyos del Estado con gestión privada, y aquí indudablemente vamos a tener que llegar a un mix de ese tipo».

«Ese es uno de los puntos grandes que se tienen que debatir en el proceso constituyente y en el Parlamento», puntualizó.

«SI HAY COSAS QUE FUNCIONAN BIEN, NO HAY QUE DESTRUIRLAS»

En ese sentido, Macías sostuvo que «el Estado tienen un rol importante que cumplir en el sistema de pensiones, pero también pienso que no se deben desperdiciar las capacidades del sector privado: Chile lleva 40 años con entidades que hoy día, si bien es cierto, está claro que no son valoradas, pero también han desarrollado importantes capacidades, creo que no hay en Chile ningún equipo más potente de inversiones que el de las Administradoras».

«Si hay cosas que funcionan bien, no hay que destruirlas. Los países progresan cuando potencian sus instituciones, al sector privado, cuando el Estado cumple bien su rol, pero no destruyen lo que tienen. Los países que progresan potencian lo bueno, y mejoran lo malo», exhortó.

En ese marco, «no creo que las AFP lo hayan hecho tan mal como se pregona, por supuesto que han tenido falencias, sin ninguna duda, pero creo que deberíamos ir a un sistema que preserve las capacidades que han funcionado bien, y que se mejore en aquellas cosas que no han estado bien: para eso, la discusión tiene que ser abierta y siempre pensando en el afiliado, en qué es mejor para la gente», recalcó.

Fuente: Cooperativa

Comenta!