Testean por Covid-19 a 15 personas provenientes de Ancud, Castro y Quemchi sospechosas de contagio con el virus

Un total de 15 personas que asistieron hace aproximadamente diez días al funeral del sacerdote Mariano Puga en Santiago están actualmente en la mira de la Autoridad Sanitaria de Chiloé, todo tras confirmarse que una religiosa que había presentado síntomas por Covid-19 recientemente, dió positivo al test que se le aplicó.

Fue la Comunidad de La Minga, ubicada en Villa Francia de Estación Central, la que informó que había un caso positivo por Covid-19, la que sería una monja que estuvo tanto en las actividades del velatorio como en los funerales.

A través de un comunicado la organización puntualizó que “A quienes estuvieron presentes en las actividades se les ruega hacer cuarentena total, estar atentos a los síntomas y dirigirse a un centro asistencial en caso de presentar fiebre y dificultades para respirar”.

De acuerdo a los antecedentes, la afectada participó de los actos realizados el 14 y 15 de marzo en homenaje a Puga.

En particular, los 15 chilotes que viajaron a Santiago habrían concurrido a los funerales del domingo 15 de marzo, ceremonia donde habrían asistido centenares de personas, donde habría estado también la afectada.

Los 15 viajeros tienen residencia en Ancud, Castro y Quemchi, mientras que habrían sido notificados de mantener cuarentena durante las últimas 24 horas. Lo que se sabe es que varios de ellos al retornar a la isla siguieron su vida habitual, esto es, volvieron a trabajar normalmente y otros siguieron relacionándose con familiares, amigos y vecinos, hasta que fueron informados del caso positivo.

En cuanto a los test, se informó de manera preliminar que habrían sido sometidos al test para confirmar o descargar un posible contagio con Covid-19 aunque su actual condición no ha sido confirmada por la Seremi de Salud que a esta hora viaja Chiloé para reunirse con ediles y organizaciones sociales de la isla tras las movilizaciones de la jornada de ayer.

Comenta!