Vocero de laicos considera que testimonio de Ezzati podría tergiversar investigación en favor de obispos

Luego de que el Arzobispado de Santiago anunciara que el cardenal Ricardo Ezzati debía declarar en calidad de imputado por el eventual delito de encubrimiento de abusos sexuales este próximo 21 de agosto, las reacciones por parte del movimiento de Laicos no se hizo esperar. Primero porque no aportará datos como testigo, sino que como un presunto responsable, y segundo, porque se pasa a ver a la jerarquía de la Iglesia católica como una sucesión ilícita.

Según Juan Carlos Claret, vocero de los laicos no se habla sólo de documentación que se va a encontrar, sino que son datos que aparentemente los involucrada a él (Ezzati) y que fueron destruidos. Añadiendo que será difícil reconstruir aquello, por ende, considera que será relevante el testimonio que aporten las víctimas.

Igualmente, el representante osornino señaló que la declaración del arzobispo de Santiago podría significar, la obstrucción a la justicia por destruir documentos, la protección a los sacerdotes acusados, o también, involucrar la inación frente a las acusaciones, por ejemplo.

Cabe mencionar que en el marco de la citación de Ezzati, el rechazo hacia su figura como Arzobispo y miembro de la Iglesia ha aumentado conforme avanzan los días, llegando al punto de que muchos ya estén solicitando que no presida el Te Deum con motivo de las Fiestas Patrias el próximo 18 de septiembre.

Commentarios